Menú Buscar
El diputado de ERC, Josep Maria Jové, a la entrada del TSJC por el caso 1-O / EP

Los Mossos denuncian el "menosprecio" de Jové a un agente

Un sindicato de la policía catalana reprocha las acusaciones de "racismo" del diputado de Esquerra

3 min

Los Mossos d’Esquadra denuncian un nuevo “menosprecio” por parte de los políticos de ERC al cuerpo. Esta vez se trata de una reprobación pública que un diputado republicano le hizo a un agente del Parlament.

Los hechos tuvieron lugar el 20 de diciembre cuando uno de los responsables de la negociación entre Esquerra y el PSOE y ex número dos de Oriol Junqueras, Josep Maria Jové, entraba al edificio con su esposa. En ese momento, el republicano reprochó a un agente de la policía autonómica por haber lanzado una “presunta mirada racista” hacia su mujer, según cuenta el sindicato policial Sap-Fepol.

Malentendido

Tras el reproche, Jové, el mismo que se negó a realizar las pruebas caligráficas de la llamada agenda del procés, exigió la identificación al mosso aunque este “llevaba su número de agente bien visible", según los representantes del cuerpo.

El sindicato, que lamenta los hechos, señala que se ha consultado lo ocurrido a mandos policiales y descartan que hubiera ninguna mirada racista. Señalan que la acusación “no tiene sentido” y creen que fue “un malentendido”, porque el agente no actuó de la manera en la que se le acusa.

Falta de respeto

Aun así, el sindicato ha remitido una carta al presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. Explicando que la acusación del diputado Jové supone una "falta absoluta de respeto y menosprecio hacia el efectivo policial en particular y el cuerpo de Mossos d'Esquadra en general".

En la misiva, Sap-Fepol subraya que la actitud de Jové no fue ni "apropiada, ni adecuada ni tampoco oportuna". Asimismo indican que las "formas" que empleó contradicen el "código de conducta". Dicho texto establece que los diputados "deben tener un trato adecuado y respetuoso con todas las personas que prestan servicio en el Parlament

Sin corporativismo

El sindicato insiste en que repasados los hechos por los superiores no ven indicios de ninguna conducta ni mirada racista. Recalcan que, de haber sido así, ellos hubieron sido los primeros en denunciarlo. “Rechazamos el corporativismo”, recalcan, porque de otro modo “no estaremos ayudando a prestar un servicio público de calidad.

Por el momento, Sap-Fepol no ha recibido respuesta, aunque esperan tenerla pasados unos días, cuando pasen las fiestas.

Destacadas en Política