Menú Buscar
El exjefe de planificación de seguridad de los Mossos Emili Quevedo / 324

Los mandos de los Mossos cierran filas contra el Govern

Quevedo confirma la versión de Castellví y señala a Joaquim Forn y Carles Puigdemont como responsables de mantener la votación ilegal del 1-O pese a su petición de "desconvocar"

11.03.2019 12:39 h.
5 min

El exjefe de planificación de los Mossos d’Esquadra, Emili Quevedo, ha testificado este lunes ante el Tribunal Supremo y ha señalado al exconseller de Interior Joaquím Forn y al expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont como máximos responsables de no evitar el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Quevedo ha confirmado la versión del alto mando de la Mossos Manuel Castellví al sostener que avisaron al Govern de la “escalada violenta” que se podría producir al permitir la votación. También ha expresado su “absoluta disconformidad” con el Ejecutivo catalán por plantear el 1-O como una votación normal. Ante la pregunta de la Fiscalía de a quién se refería, ha señalado específicamente al exconseller de Interior Joaquim Forn.

Discrepa de Pérez de los Cobos

El testimonio de Quevedo ha ido encaminado a reivindicar el papel de los Mossos d’Esquadra y su compromiso en “cumplir con el orden judicial”. También el rol del exmajor Josep Lluís Trapero. De éste ha dicho que fue quien ordenó activar el dispositivo Ágora, una operación de vigilancia antiyihadista que incluye el control en la sedes de los partidos y mítines, como se hace siempre en fase previa a una elecciones. También ha asegurado que Trapero pidió al Ejecutivo catalán "desconvocar" el reférendum.

Asimismo, ha sostenido que el 22 de septiembre se “incrementó” dicho dispostivo y que para poder tener una "mayor capacidad de recursos, se modificaron las condiciones laborales de diferentes colectivos del cuerpo”. Respecto al último auto de la magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), ha dicho que “las instrucciones de Fiscalía decaían con la aparición” de este auto. Algo que el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos negó cuando sostuvo que los requerimientos de la Fiscalía "no perdían vigencia".

Cabe recordar que los Mossos que han desfilado por el Supremo se acogen a la diferencia de instrucciones en ambos autos para justificar su actuación ante el 1-O.

Riesgos previsibles durante el 1-O

El que fue máximo responsable de la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad de los Mossos d'Esquadra ha confirmado que la policía catalana advirtió hasta en dos ocasiones de los riesgos previsibles si se mantenía la convocatoria del 1-O, pero que Puigdemont dijo que tenía “un mandato popular” que cumplir.

A este respecto y ante la pregunta del fiscal Javier Zaragoza ha sostenido que el exvicepresidente del Govern Oriol Junqueras no comentó nada durante la reunión en la que tanto él como Castellví y Trapero estuvieron presentes junto a los miembros del Govern. Aunque ha añadido que sus "quejas" sobre mantener el referéndum se trasladaron también a Junqueras.

Quevedo, como Castellví, han cerrado filas contra el Govern, a quien culpan de permitir la votación ilegal. Respecto a la actuación del 20 de septiembre ante el Departamento de Economía sus palabras ponen en una situación complicada al presidente de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, y al expresidente de la ANC Jordi Sánchez al sostener que “la responsabilidad del pasillo” que se debió formar para garantizar la salida de la comitiva judicial debía recaer en los Mossos. "Este tipo de actuaciones las deben realizar fuerzas policiales. Esa responsabilidad no podía recaer en personas que no fueran policías", ha sentenciado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información