Menú Buscar

Los Mossos cargan contra manifestantes independentistas en Via Laietana

Momentos de tensión en las concentraciones contra la presencia del Rey con motivo de la inauguración del MWC

25.02.2018 19:06 h.
5 min

Los Mossos d'Esquadra han cargado esta tarde en varias ocasiones contra un grupo de manifestantes independentistas concentrado en la Via Laietana a la altura de la Catedral de Barcelona.

Los concentrados protestaban contra la visita del rey Felipe VI a Barcelona con motivo de la inauguración del Mobile World Congress (MWC).

Imágenes de algunos de los momentos de tensión

Zona acordonada

Los Mossos han bloqueado con furgonetas los principales accesos al Palau de la Música, donde estaba prevista la asistencia del monarca en la cena de bienvenida a la feria, para frenar a los cientos de manifestantes independentistas convocados por los Comités de Defensa de la República (CDR).

La policía también ha cortado el acceso al tramo de la Via Laietana más próximo al Palau.

Momentos de tensión

Poco antes de las 18.00 horas, un grupo de unas cuarenta personas ya se encontraba en la confluencia de las calles Via Laietana con Sant Pere Més Alt, que han sido desalojadas por los Mossos. En el desalojo de estos manifestantes, algunos de los cuales portaban banderas independentistas y gritaban consignas a favor de los "presos políticos", se han producido algunos forcejeos, empujones y caídas al suelo con los Mossos.

Las escenas más tensas se han registrado en la calle Comtal, en donde han aparecido manifestantes que portaban banderas catalanas y españolas y gritaban "Puigdemont a la prisión", lo que ha provocado empujones con los manifestantes independentistas y la caída de algunas valles del perímetro de contención, lo que ha obligado a los Mossos a intervenir de forma rápida para mantener el perímetro y ayudar a la salida de niños y personas mayores de la zona.

Lanzamiento de objetos contra los Mossos

Más tarde, también alrededor de Vía Laietana, los Mossos han cargado diversas veces contra todas las personas que se encontraban arrinconadas por el cordón policial. Tras múltiples golpes de porra y empujones, han logrado despalzar a los manifestantes fuera de la avenida. En los aledaños de la misma, los protestantes han lanzado pelotas de ping pong y otros objetos contra la policía autonómica, que mantiene blindadas las calles.  

Ya entrada la noche, se han producido altercados de mayor intensidad entre los Mossos y los manifestantes. Esta vez, los momentos de mayor tensión se han producido en la calle Trafalgar, cerca del Palau de la Música donde se econtraba el Rey.  

Los manifestantes, con el rostro cubierto

Los manifestantes, muchos de ellos con el rostro cubierto, han lanzado objetos a la Policía catalana, que ha respondido con diversos golpes de porra a los que se situaban en primera linea del cordon policial.

Algunos jóvenes han colocado vallas para impedir el paso de las furgonetas de los Mossos, que en un momento dado han tenido que retroceder ante la amenaza de los manifestantes. Más tarde, éstos se han sentado de forma colectiva en el suelo mientras coreaban las consignas “som gent de pau”, “la policia, tortura y asesina”, o el ya emblemático cántico de “els carrers seran sempre nostres”.

Mayor afluencia tras las cargas

Así pues, los CDR, íntimamente ligados a la CUP, han conseguido sacar músculo en parte gracias a las cargas de los Mossos, dado que en un inicio la protesta apenas había congregado a poco más de un centenar de personas. La intervención de la policía provoca lo que se conoce como “acción-reacción-acción”, donde la “opresión” ejercida por el Estado genera una adhesión de nuevos miembros como consecuencia de la represión, en este caso las cargas policiales. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información