Menú Buscar
Coches de los Mossos entre los manifestantes violentos independentistas / CG

Los Mossos d'Esquadra cargan, en coche, contra los independentistas

Varias furgonetas de los equipos antidisturbios sortean a cientos de manifestantes congregados en un cruce de calles de Barcelona

3 min

Los agentes de los Mossos d'Esquadra fueron protagonistas de varios momentos de tensión en Barcelona en la noche del martes 15 de octubre. Durante las últimas horas del día, miles de independentistas colapsaron varias calles de la capital catalana como respuesta a la sentencia condenatoria a los líderes del procés.

Primero se concentraron en ante la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña y sus calles colindantes; después mostraron su cara más radical con la creación de barricadas y quema de contenedores. Los equipos antidisturbios de la policía catalana intervino en repetidas ocasiones y crearon, en algunas de ellas momentos de gran nerviosismo y estrés entre los congregados. 

Conducción a gran velocidad 

El cruce de la avenida Diagonal con el paseo de Gràcia de Barcelona fue uno de los lugares donde la tensión fue marcada por la actuación policial. En el cruce de dos de las calles más concurridas --por vehículos y viandantes-- del centro de la ciudad se reunieron cientos de manifestantes secesionistas que vieron cómo varias furgonetas de los Mossos se lanzaban contra ellos a gran velocidad. 

Los vehículos llegaron a la conexión de las dos calles desde diferentes puntos, una fórmula utilizada comúnmente para cerrar las vías de escape de los manifestantes y dividirlos en grupos de menor tamaño. Varias de estas furgonetas tuvieron que realizar una parada antes de cargar contra los independentistas que se encontraban en el lugar, ya que el fuego y varios objetos de mobiliario urbano cerraban el paso de varios carriles de estas vías. 

Carga desde los vehículos

Una vez superado los obstáculos, los vehículos aceleran hacia la zona en la que se encuentran los secesionistas. Algunos de ellos se apartan con premura, habida cuenta de la velocidad con la que circulan los agentes, mientras que otros se quedan quietos o echan a correr para interponerse en la trayectoria de los vehículos para obligarles, así, a parar. 

Sin embargo, los Mossos d'Esquadra parecen no tener tal intención y, aunque reducen la velocidad, lo hacen de manera muy leve y pasan peligrosamente cerca de los manifestantes. En el metraje conseguido por este medio no se aprecia ningún atropeyo por parte de los policías de la Generalitat.

Mossos d'Esquadra conducen a gran velocidad entre independentistas concentrados en Barcelona