Menú Buscar

Piden sancionar al mosso que toleró insultos a la Guardia Civil

El agente restó de brazos cruzados mientras independentistas llamaban 'hijos de puta' y otros descalificativos a los agentes que trasladaban a los presos

03.02.2019 16:35 h.
4 min

¿Doble rasero? Asociaciones de Guardias Civiles han pedido sancionar al agente de los Mossos d'Esquadra que se quedó de brazos cruzados mientras independentistas insultaban al convoy del instituto armado que trasladó a los presos de cárceles catalanas a Soto del Real y Alcalá-Meco, en la Comunidad de Madrid, el pasado viernes.

Los denunciantes recuerdan que un efectivo de la Benemérita ha sido suspendido de sus funciones y ha encajado un expediente disciplinario por grabar un vídeo desde dentro de una de las furgonetas del convoy del traslado. Para agregar contenido a la polémica, el presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, pidió que el agente fuera expulsado del cuerpo, obviando las medidas disciplinarias y las preguntas parlamentarias que ERC y EH Bildu formularán al Gobierno sobre el incidente.

"¿No se le sanciona?"

Una de las agrupaciones que ha pedido expedientar al mosso es Independientes de la Guardia Civil (IGC). "Los autores de este vídeo por insultar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no son sancionados, sólo se sanciona al mosso que dijo la república no existe por afirmar una realidad y a nuestro compañero por hacer una grabación con música de fondo. Injusto y penoso", ha lamentado la asociación profesional.

Del mismo modo, la Plataforma por Tabarnia ha añadido más elementos de información y ha señalado que el polémico vídeo en el que se vierten insultos sobre la comitiva de los presos, cuyas imágenes fueron tomadas desde un puente, podrían haber sido grabadas por dos mossos, y no por uno, que es el que aparece ante la cámara. "Al igual que se le abrió expediente al mosso que dijo que la república no existe, exigimos que se le abra expediente a estos dos mossos que han llamado hijos de puta a sus compañeros de la Guardia Civil", tuiteó ayer la organización.

Apoyo de las agrupaciones

Las acusaciones de doble rasero sobre el comportamiento de los policías de todos los cuerpos durante el traslado se producen cuando aún colea la suspensión del agente de la Guardia Civil que grabó un vídeo desde la furgoneta de la comitiva. El corto mostraba las protestas independentistas en el exterior del presidio de Brians II, donde los reos secesionistas pasaron de la custodia de los Mossos a la del instituto armado. Se escuchaba música de rock radical y alguna risa, lo que provocó la suspensión del efectivo al difundirse las imágenes.

No obstante, las principales asociaciones de la Benemérita, desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) hasta UniónGC han respaldado al funcionario. Los primeros han tildado de "precipitadas" las medidas disciplinarias emprendidas contra el agente. Los segundos han denunciado una "caza de brujas" por una grabación en la que "solo suena música".