Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Donaire, líder de los Mossos independentistas, en una marcha por al secesión catalana / CG

El líder de los mossos independentistas pide "más contundencia" contra no catalanoparlantes

El agente Albert Donaire se suma al asedio lingüístico contra los trabajadores que no entienden este idioma instando a denunciarles

3 min

Un mosso d'esquadra alentando las cada vez más frecuentes acciones de asedio contra los trabajadores que no entienden el catalánAlbert Donaire, portavoz de Mossos per la Independència --la sectorial policial de la asociación secesionista ANC-- ha instado este sábado desde sus redes sociales a señalar y denunciar a todos aquellos empleados que no comprendan este idioma en Cataluña.

En su enésimo mensaje ultranacionalista de sus redes sociales, este agente de la policía autonómica muestra su desprecio hacia quienes "viven en Cataluña y no entienden (o no les da la gana entender)" el catalán. Y hace un llamamiento a denunciarles: "Si están de cara al público, hoja de reclamaciones y explicar a todo quisqui el respeto a los catalanoparlantes de aquel establecimiento. Más contundencia", acaba espetando este miembro de las fuerzas de seguridad dependientes de la Generalitat en su soflama.

A pesar de la cooficialidad del castellano en esta comunidad autónoma, las campañas de hostigamiento contra trabajadores que no se expresan en catalán son cada vez más habituales desde el secesionismo catalán en las redes sociales. Los ejemplos de esta intransigencia son muchos y frecuentes, y no sólo por parte de ciudadanos anónimos. Sin ir más lejos, una reportera de TV3 denunció hace un mes a un vigilante de seguridad por hablarle en castellano. Algo para lo cual los nacionalistas disponen incluso de una asociación subvencionada por la Generalitat, la Plataforma per la Llengua, que tiene entre sus funciones denunciar a establecimientos con trabajadores que no hablan catalán. Entre sus gestas figuran, por ejemplo, la delación de hospitales donde se emplea el castellano, el espionaje de la lengua que hablan los niños en las escuelas o campañas de boicot a productos etiquetados en castellano, entre otras.