Menú Buscar
Sandrine Morel, corresponsal de 'Le Monde', con 'Crónica Global' / CG

Morel: “En Francia la votación de Valls a Colau se entiende por completo”

La corresponsal de 'Le Monde' señala que Ciudadanos “podría acabar como una corriente del PP, fusionándose, como ha pasado con partidos de centro en Francia”

20.06.2019 00:00 h. Actualizado: 19.06.2019 20:54 h.
9 min

Sandrine Morel sigue con sumo detalle la política catalana. No se queda con las declaraciones de los políticos independentistas, ni tampoco con las severas críticas de los dirigentes constitucionalistas. Pero eso no quiere decir que sea equidistante. Entiende que el independentismo ha traspasado la frontera de la ley y que abusa de su poder social. La corresponsal de Le Monde en España está muy pendiente de Manuel Valls, y señala que sus últimas decisiones en Barcelona se han entendido a la perfección en el país vecino: “En Francia la votación de Valls a Colau se entiende por completo, no hay dudas sobre esa decisión, porque lo que ha logrado es que no haya un alcalde independentista”.

Eso es lo que intenta explicar Valls. “Ustedes ya me están conociendo un poco”, señaló este miércoles en su comparecencia antes los medios. Morel, en una entrevista con Crónica Global, interpreta al ex primer ministro francés: “Valls ha tomado una decisión que en Francia es la que se toma siempre en el llamado balottage, la segunda vuelta de las elecciones. Entre los dos candidatos con opciones, opta por el que cree que es mejor o el menos malo para sus intereses. Y para Valls, lo que se podía esperar es un voto a Colau, y no facilitar la investidura de Ernest Maragall, que representa el independentismo o nacionalismo. Es una cuestión de responsabilidad política. Un voto en blanco no es una decisión”, señala Morel.

"Votar en blanco era votar a Maragall"

Sin embargo, Valls, con grandes problemas internos en su candidatura, ha chocado con Ciudadanos. “No se entiende la posición del partido de Albert Rivera, no solo porque Colau puede gozar de una cierta simpatía en Francia, por su labor como activista, sino también porque se supone que la prioridad de Ciudadanos es luchar contra el nacionalismo y el separatismo, los cuales no gozan de especial simpatía en Francia”.

La corresponsal de Le Monde considera que Valls, pese a tener una mala imagen en Francia, tras sus distintas responsabilidades políticas, mantiene la bandera de los valores republicanos y que, aunque su gran adversario político en los últimos años ha sido el “populista” Jean Luc Mélenchon, “tiene claro que se debe parar el nacionalismo. Es una cuestión de responsabilidad política y esto está arraigado en Francia y él ha tratado de hacerlo en Cataluña, al impedir la alcaldía de Ernest Maragall. En Ciudadanos, de forma poco comprensible, eso no se ha querido entender, pero estaba claro que había dos opciones: o votar a Colau o permitir la alcaldía de Maragall. Votar en blanco era dar la alcaldía a Maragall”.

Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, junto a Manuel Valls e Inés Arrimadas / CG
Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, junto a Manuel Valls e Inés Arrimadas / CG

Valls, sólo con Eva Parera

Cuando se le pregunta por la imagen y el debate de todo el asunto catalán en Francia, Sandrine Morel incide en que ella, por lo menos, ha querido ofrecer la globalidad del problema, y mostrar que “no sólo hay una Cataluña favorable a la independencia, sino la Cataluña del 8 de octubre, la que se manifestó en aquella fecha, en 2017, a favor de la Constitución, y en contra de un movimiento de ruptura con el Estado”. 

Sin embargo, Valls, tras esa decisión, se ha encontrado con la escisión de tres de sus seis concejales. Y, justo después, este mismo martes, dejaba el grupo de Valls, de los tres que votaron a favor de Colau, el exsocialista Celestino Corbacho. Ahora Valls tiene un grupo de dos, él mismo y Eva Parera, en el Ayuntamiento de Barcelona, por los cuatro –incluido Corbacho— de Ciudadanos.

Macron, en contra de Vox

¿Qué representa ese cambio, puede ser definitivo para la suerte de Valls, aunque él mismo ha dicho que continuará de concejal?: “El margen de influencia de Valls se reduce mucho con esta escisión. Con tres concejales podía seguir siendo decisivo para el futuro del gobierno de la ciudad. Con dos, no. Me cuesta verle quedarse cuatro años en la oposición… Es probable que intente tener unas responsabilidades políticas mayores pero creo que es muy pronto para saber cómo”, remacha Morel.

Sandrine Morel, corresponsal de Le Monde, durante la entrevista con 'Crónica Global'
Sandrine Morel, corresponsal de Le Monde, durante la entrevista con 'Crónica Global'

La otra cuestión que preocupa en Francia, porque España es uno de los principales socios comerciales y puede influir en el nuevo equilibrio dentro de la Unión Europea que desea establecer el presidente Macron, es la actitud y los acuerdos de Ciudadanos. “Resulta difícilmente comprensible que el partido de Albert Rivera, que ha establecido lazos con Macron dentro del Partido Liberal Europeo, pacte con Vox. Vox para un francés es una fuerza ultranacionalista, y Macron, justamente, ha apostado por luchar contra los partidos soberanistas, nacionalistas y euroescépticos”, señala Morel.

Ciudadanos y Castilla y León

En ese sentido, lo que apunta la corresponsal de Le Monde es que Ciudadanos, al establecer acuerdos con el PP, que, a su vez, los ha establecido con Vox, puede correr una suerte no deseada: “Como la UDF que se unió tanto con el RPR en Francia que acabaron indisociables, Ciudadanos puede acabar siendo una especie de corriente del PP, puede acabar fusionándose con el PP, con esa política errática de Rivera”.

¿Un ejemplo? “Analizado de cerca, pero también con cierta distancia, se puede entender que Ciudadanos pacte con el PP en Madrid puesto que con el PSOE tampoco sumaba los números, pero es del todo incomprensible que Ciudadanos pacte con el PP en Castilla y León, cuando es el mismo caso que Andalucía. Allí había un partido, el PSOE, con casos de corrupción y con más de 30 años en el gobierno, y se justificó el acuerdo con el PP y Vox para poder presentar una alternativa. ¿Y en Castilla y León? Es exactamente lo mismo, pero al revés. Con investigaciones por corrupción y con 32 años de gobierno del PP. Sin embargo, Ciudadanos pacta con el PP y eso le quita toda coherencia a su discurso político”.

Un animal político

¿El futuro de Valls ahora, puede pasar por la política española? Morel esboza alguna posible respuesta, tras la decisión de este miércoles de seguir en el Ayuntamiento de Barcelona como concejal, aunque con la idea de ayudar a constituir nuevos espacios: “Me parece difícil verle construir un nuevo partido desde cero, una tarea laboriosa, sin éxito garantizado para una persona que ha ostentado altos cargos políticos en Francia. Sin embargo, puede intentar mantener influencia en la política española. Es un animal político, no creo que la abandone”.