Menú Buscar
El senador y expresidente catalán, José Montilla / CG

Montilla: “Si el PSOE hubiera cerrado el cupo, hoy habría un incendio en toda España”

El expresidente catalán defiende los acuerdos transversales para salir del “pozo en el que nos han metido”, pero rechaza una política de frentes

3 min

El expresidente de la Generalitat, José Montilla, considera que la derecha “tiene una escasa visión de España” y está convencido de que “si el PP estuviera en la oposición y hubiera sido el PSOE el que cerrara un acuerdo sobre el cupo vasco, hoy habría un incendio en toda España”.

En una entrevista en el programa Converses de COPE Catalunya,  Montilla se ha referido también a la campaña electoral del 21D. Cree que Carles Puigdemont, “exiliado”en Bélgica, “tiene dar la cara” pues “los candidatos deben hacer campaña en igualdad de condiciones, en la calle y en Cataluña, para que sea posible hablar de proyectos y no de la situación de los querellados”.

En este sentido, el socialista cree que ha llegado el momento de “hablar de cómo hemos llegado hasta aquí, de cómo se va a recuperar la economía y solucionar la fractura social, Hay que hablar de empleo, de salid, de infraestructuras, de ese pozo en el que nos han metido” porque “no podemos seguir bajando por la pendiente”.

Culpas compartidas

El senador cree “en los acuerdos transversales, no en la política de frentes en las que un 50% está contra otros 50%. El frontismo nunca es bueno y en esta situación, menos todavía”. Pero ha advertido de que una mayoría transversal “sólo es posible constatando que hay culpas compartidas”. Tampoco es partidario de los referendos porque “acaban conformando posiciones sobre cosas no reversibles”.

José Montilla considera necesaria una apuesta por la estabilidad y la certidumbre porque “si no, las empresas que se han ido no volverán y estaremos hipotecando nuestro futuro”. Sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, apoyada por el PSOE, recuerda que su partido "mantuvo viva una enmienda en el Senado según la cual, el 155 se retiraba si no se aprobaba la declaración de independencia".

Respecto a la reforma del Estatut, cuya aprobación y posterior recorte coincidió con su mandato, considera que se podría recuperar mediante la reforma de leyes orgánicas, pero “lo que conviene es una reforma constitucional, no solo para resolver el problema catalán, sino para actualizar el Estado de las Autonomías 40 años después de su creación. El Estado ha funcionado bien, pero precisamente por eso somos conscientes de las cosas que no han ido bien”.

Recuerda su pacto con ERC como una época “en la que no perdimos ninguna votación en el Parlament” y en la que “se hablaba del Estatut, de las infraestructuras, de la inmigración… Tenía poca épica”.