Menú Buscar
El secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias (llevándose las manos a la cabeza) y el portavoz de ECP en el Congreso, Jaume Asens. Imagen del artículo 'Ni en un mercado persa' / EP

La moderación de Rufián enfada ahora a Podemos

La marca catalana de la formación morada ve el discurso del portavoz de ERC en el Congreso muy parecido al de la patronal y marca distancias en la cuenta atrás para la investidura de Sánchez

05.09.2019 00:00 h.
4 min

Gabriel Rufián está en el punto de mira. No solo para un sector del independentismo sino ahora también para Podemos e, incluso, para TV3, que le recuerda su pasado de enfant terrible. Su giro moderado es el común denominador de sus críticas, pero lo cierto es que, bajo su liderazgo en las elecciones generales, ERC logró sacar los mejores resultados de su historia. 

Avalados por el apoyo en las urnas, el partido de Oriol Junqueras sigue apostando por la abstención en el pleno de investidura de Pedro Sánchez para evitar una nueva cita a las urnas que pudiera favorecer, a su juicio, “a las derechas”. Su forma de defender un gobierno rojo-morado, no obstante, ha provocado la reacción de quien hasta ahora era su mayor aliado para un frente republicano. 

Ataque directo a Iglesias

El día de su reunión con el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, y la portavoz del Grupo Socialista en la Cámara Baja, Adriana Lastra, el portavoz de ERC en el Congreso sorprendía con un ataque a Pablo Iglesias: “¿Por qué es necesario que tú entres al gobierno, o el coste de que tú tengas un ministerio es que la gente vuelva a votar y nos la jugamos en una ruleta rusa el 10 de noviembre? El coste, la diferencia entre votar y no votar o que gane la derecha es que se aplique o no se aplique la Ley Mordaza, de que se aplique o no se aplique medidas contra la violencia de género, de que se aplique o no se aplique un 155”.

Sus contundentes palabras han encontrado una réplica igual de contundente. El portavoz de En Comú Podem en la Cámara Baja, Jaume Asens, le acusaba de tener los mismos argumentos que la patronal: “Sorprende ver a Rufián defender la posición de PRISA y la CEOE. Pero ya que pregunta porque es necesario estar en el Consejo de Ministros, aquí va una razón: es la garantía de que Cataluña sea escuchada allí y de que el PSOE no vuelva a pactar con los del 155 permanente”.

Desde sectores del independentismo unilateral calificaban su discurso de “escoria” y de preferir incluso a “Vox” antes que Rufián. 

Podemos echa de menos a Tardà

Es un secreto a voces en los pasillos del Congreso que la relación entre el de Santa Coloma de Gramenet y los principales dirigentes de Podemos no es tan fluida como en pasadas legislaturas, donde aplaudían sus discursos contra la corrupción del PP. 

Dirigentes de Podemos lamentaron la marcha de Joan Tardà, con el que llegar a ententes resultaba mucho más fácil que con Rufián, que pese a su giro moderado, tiene un tono mucho más agresivo que su predecesor. La cuestión es de confianza personal, ya que diputados de Podemos sostienen que el actual portavoz de ERC es menos receptivo que Tardà al entendimiento con los morados en la Cámara. “Tardà era otra cosa”, remarcan fuentes parlamentarias de Podemos.