Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, que se enfrenta a una moción de censura / EUROPA PRESS

Todo lo que debes saber sobre la moción de censura contra Quim Torra

La propuesta que presenta Ciudadanos para desbancar al presidente catalán nace con muy pocas posibilidades de éxito al tener el independentismo la mayoría absoluta en la cámara

06.10.2019 16:44 h.
10 min

Cataluña vivirá su cuarta moción de censura desde la restauración democrática de la Generalitat y el Parlament. Los protagonistas de esta serán Ciudadanos --que lidera la oposición-- y el presidente catalán, Quim Torra, cuyo cargo perdería en caso de que la moción prosperase. 

¿Qué supone? Un partido presenta a la cámara un candidato alternativo que se propone para substituir al presidente en ejercicio de su cargo. Si Cs consigue 68 diputados que le den apoyo, Lorena Roldán se convertiría automáticamente en presidenta electa de la Generalitat. Eso sí, es importante tener en cuenta ciertas cuestiones políticas:

¿Cómo lo justifica Cs?

Ciudadanos considera que la inacción del gobierno catalán presidido por Quim Torra es motivo para presentar la moción. Asimismo, en la exposición de motivos se destaca que el actual líder del Ejecutivo se encuentra bajo las órdenes del fugado a Bélgica Carles Puigdemont

La formación naranja asegura que Torra solo está preocupado por la independencia y que dedica todos los esfuerzos y recursos para conseguirla. Entre el decálogo de instrumentos públicos que utiliza para sus fines, enumera a los medios públicos catalanes, la apertura las llamadas embajadas catalanas y la politización de los Mossos d'Esquadra

Quim Torra, presidente de la Generalitat, en el Parlament / EP
Quim Torra, presidente de la Generalitat, en el Parlament / EP

¿Por qué ahora?

Este giro en la estrategia electoral de Ciudadanos se produce en plena precampaña para las elecciones generales del 10 de noviembre. Eso sí, el motivo oficial por el que se ha tomado esta decisión ha sido la negativa de Torra a condenar la violencia de los miembros del CDR detenidos y acusados de fabricar explosivos. 

Ciudadanos quiere visualizarse como la principal fuerza de oposición al ejecutivo de Quim Torra. Con ello, busca poner en una posición incómoda a Pedro Sánchez y poder reprocharle al PSC su abstención en lugar de su voto afirmativo. Asimismo, este giro busca visibilizar a Lorena Roldán, que no acaba de despegar como sucesora de Inés Arrimadas​. 

¿Puede prosperar?

La posibilidad de que esta moción de censura prospere es prácticamente nula. Para que tire hacia adelante es necesaria la mayoría absoluta de los diputados de la cámara, que en el caso del Parlament se sitúa en 68. Ciudadanos cuenta con el apoyo del PPC, con los que suma 40 votos. 

Previsiblemente, las tres fuerzas independentistas --JxCat, ERC y CUP-- votarán en contra de la moción de censura. También es posible que lo haga En Comú Podem. En total, estas cuatro fuerzas políticas sumarían 78 diputados, lo que haría completamente inútil que el PSC cambiara su abstención por el voto favorable puesto que solo sumarían 57. 

La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Lorena Roldán, en el Parlament / EFE
La presidenta del grupo parlamentario de Ciudadanos, Lorena Roldán, en el Parlament / EFE

¿Cómo se justifica el PP?

El Partido Popular es la única formación política que votará a favor de Lorena Roldán. El líder de los populares catalanes, Alejandro Fernánde, ya había emplazado con anterioridad que se produjera esta opción a mediados de septiembre. El político conservador aspira a que esta moción recupere "el espíritu" del 6 y 7 de septiembre de 2017.

Fernández justifica la necesidad de presentar esta moción de censura aunque se pierda el próximo lunes. Servirá para enviar un mensaje de "esperanza" a la ciudadanía, que puede ver "que hay otra forma de hacer política en Cataluña". 

¿Por qué el PSC se distancia?

Los socialistas catalanes se escudan en la idea de: "Torra es el problema pero Ciudadanos no es la solución". Esta frase, que ha repetido la portavoz Eva Granados en los últimos días, resume de forma muy sintética la posición del PSC, que critica la política de "confrontación" de Ciudadanos. 

Asimismo, Miquel Iceta considera que la moción está condenada al fracaso y es contraproducente puesto que la derrota consolidará a Torra. Además, el primer secretario del socialismo catalán considera que se trata de una "operación propagandística" del partido naranja de cara a las próximas elecciones generales

¿Y el rechazo de comunes y CUP?

Para los comunes, sustituir a Torra por Roldán al frente de Generalitat sería como "enviar a un pirómano a apagar el fuego", según la metáfora utilizada por la líder de Catalunya en Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach. "El problema no es la moción de censura, es quien la presenta", ha advertido el candidato de los comunes para el 10N, Jaume Asens

Asimismo, la CUP, en las antípodas ideológicas de la formación naranja, también ha descartado sumarse, al considerarla una "maniobra electoralista que no tiene recorrido real". De la misma forma, sería muy raro que una formación política independentista permitiera que la formación naranja alcanzara la Generalitat. 

¿Cómo se defenderá Torra?

Torra ha ido elevando el tono contra el estilo imprimido por Ciudadanos en el Parlament, primero con Inés Arrimadas y ahora con Lorena Roldán. En los últimos días, y para explicitar su rechazo a la oposición "teatralizada" que a su entender despliega Cs, el Govern valora que sea la consejera de Presidencia, Meritxell Budó, quien responda a Roldán.

De hecho, esta semana Budó ya avanzó algunos de los argumentos que puede utilizar el Govern: "Los que viven en la Cataluña irreal y no están precisamente por la convivencia, y de hecho nacieron para combatir y romper la convivencia, son los que ahora quieren plantear una moción de censura" por este momento.   

El presidente de la Generalit, Quim Torra, junto al líder del PSC, Miquel Iceta / TV3
El presidente de la Generalit, Quim Torra, junto al líder del PSC, Miquel Iceta / TV3

¿Y el debate?

El debate comenzará con la defensa de la medida por parte de Lorena Roldán durante un máximo de 30 minutos, el mismo tiempo que tiene para responder Torra u otro miembro del Govern. A continuación, y sin límite de tiempo, podrá volver a intervenir Roldán para desgranar su programa político de gobierno alternativo.

Cuando la líder de Cs y candidata a la presidencia termine su intervención, se suspenderá la sesión. Cuando se reanude será el turno de todos los grupos parlamentarios, también por 30 minutos cada uno. Tanto el candidato alternativo como el presidente de la Generalitat o alguien de su Govern pueden intervenir de nuevo, lo que abriría nuevos turnos de réplica de los grupos.

La sentencia del 'procés'

Antes de fijar la fecha del pleno, el presidente del Parlament, Roger Torrent, sondeó al conjunto de grupos parlamentarios por si estaban de acuerdo en avanzar al viernes el debate --que habría quedado así más distanciado de la sentencia del procés--, pero al no haber unanimidad al respecto, fue convocado finalmente para el lunes. 

El debate respetará los tiempos de debate y pausa que pauta la ley para que se desarrolle con total normalidad. Aun así, en el Parlament no esperan que la sentencia llegue antes de finales de semana o principios de la siguiente.

Algunos precedentes

Esta será la cuarta moción de censura que se debata en el Parlament. Las tres anteriores no prosperaron, y una de ellas ni siquiera se llegó a votar. Las dos primeras, que se votaron en octubre igual que la actual, pretendían relevar de la presidencia de la Generalitat al líder de CiU Jordi Pujol.

En 1982, el candidato alternativo fue Josep Benet a propuesta del PSUC, mientras que en 2001 lo fue Pasqual Maragall, la apuesta del PSC.La tercera, la más reciente, la impulsó el PPC contra el ya president Pasqual Maragall en 2005. Su candidato alternativo era Josep Piqué, que retiró la iniciativa antes de que se votara, por falta de apoyos.