Menú Buscar
Moción de censura: Iglesias y Montero golpean a Rajoy con la corrupción del PP

Moción de censura: Iglesias y Montero golpean a Rajoy con la corrupción del PP

Los líderes de Unidos Podemos hacen una pinza al presidente del Gobierno, que se defiende asegurando que la "España negra" que le plantean está alejada de la realidad

14 min

La primera parte del debate de la moción de censura​ de Unidos Podemos contra Mariano Rajoy ha tenido la corrupción como tema estrella. Tanto Pablo Iglesias —candidato a sustituir al líder del PP al frente del Ejecutivo— como su número dos, Irene Montero, han golpeado sin piedad al presidente del Gobierno por el flanco de los innumerables casos de corrupción que afectan a su partido. Aunque Rajoy, como suele ocurrir en estos enfrentamientos, ha demostrado que tiene cintura y, además de defenderse, se ha permitido el lujo de lanzar algún que otro contraataque.

Montero ha sido la primera en abrir fuego en el Congreso de los Diputados. Su intervención, de más de dos horas, ha mantenido un tono especialmente duro con Rajoy, al que ha exigido que "pida perdón" y "devuelva lo robado" por las decenas de cargos del PP implicados en casos de corrupción.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso ha enumerado uno por uno los 67 casos de corrupción que salpican o han salpicado al PP, y que ha relacionado con la mayoría de los ministros. Así, ha pedido la dimisión del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por la supuesta utilización de la fiscalía, aunque también se ha detenido a criticar la gestión de Cristóbal Montoro por la amnistía fiscal; al titular de Interior, José Ignacio Zoido, por las "cloacas del Estado"; o a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal.

Montero: "España está harta de que le roben"

"¡Qué vergüenza!", "España está harta de que le roben", "basta ya de corrupción: su tiempo ya ha acabado", ha advertido Montero, que ha acusado al presidente de "traer los ojos cansados" de "mirar hacia otro lado". La diputada de Podemos ha insistido en que "hay que echarlos".

Más allá de la corrupción, la portavoz de la formación morada ha acusado al Gobierno de aplicar un recorte de derechos sociales mientras practicaba un "saqueo" de lo público en todos los sectores, la sanidad, la educación, las pensiones, la vivienda o la lucha contra la violencia machista. Y ha cerrado su intervención incial con un "sí, se puede".

Rajoy habla de moción "de fogueo"

En su réplica, Rajoy ha arremetido contra la "parodia" o "farsa" de la moción de censura presentada por Podemos, una moción "de fogueo" y que no se sabe si va contra el Gobierno, el PP, el PSOE o "el universo mundo". Además ha reprochado a la portavoz de Podemos, Irene Montero, el tono y el contenido de su discurso, con continuas críticas a la gestión del Gobierno y numerosas alusiones a la corrupción.

"La gente no contempla el mundo con las mismas gafas que sus señorías", le ha dicho Rajoy a Montero, y también ha recurrido a una cita de Quevedo para reprochar a Podemos tanto la intervención de su portavoz como el "farragoso" escrito con el que presentó la moción: "El exceso es el veneno de la razón", le ha dicho.

El presidente del Gobierno ha rechazado los "infundios, calumnias, maledicencias y embustes" de Podemos contra él y contra su Ejeutivo y ha advertido a Pablo Iglesias: "Si quería asaltar el cielo, se ha equivocado de puerta". "La corrupción no se va a acabar ni presentando mociones de censura ni arrojando piedras contra el PP", ha advertido el jefe del Ejecutivo, quien ha subrayado que lo más tranquilizador de todas las acusaciones de Podemos "es que son falsas".

Una "España negra" alejada de la realidad

Rajoy ha reprochado a Podemos que pinte una "España negra" alejada de la realidad para justificar el "trampantojo" de moción de censura "chusca" que ha presentado hoy en el Congreso, a sabiendas de que no tenía votos suficientes para que saliera adelante. Además, ha criticado a Podemos por "resucitar a Torquemada" con sus acusaciones de corrupción sin esperar a que se pronuncien los tribunales y sin respetar la presunción de inocencia.

"¿De qué España habla usted señora Montero?", ha ironizado el jefe del Ejecutivo, que ha pedido a la portavoz de Podemos que no se empeñe en "llevar la contraria a la realidad" porque "es implacable". A su juicio, necesitan las malas noticias "como el comer" y si no existen "las fabrican" como un "pájaro sin alas". Ha detallado que en este año de la moción de censura se han creado medio millón de empleos y hay más mujeres trabajando que en toda la historia pese a los malos augurios de Podemos. "Nada es como usted lo pinta. Pinta una España negra, que es la única que le sirve para hacer política en este país y en este Parlamento", ha denunciado.

"Dopados" a las elecciones

En su respuesta, Montero ha señalado que la moción de censura es "una moción por España y contra el PP, que es quien está saqueando al país". Según Montero, en España son los jueces que juzgan la corrupción del PP, los fiscales, los profesionales de sanidad, de la educación, la dependencia los servicios sociales, que "levantan el país", pese al "saqueo y los recortes" del PP. Así que no es una moción "contra España", sino "contra el PP" por "saquear" el país y "llevarse el dinero a Suiza y a Panamá, que es la patria que más les gusta a ustedes".

La portavoz de Unidos Podemos se ha reconocido "indignada" como tantos millones de ciudadanos por "las injerencias en el poder judicial" y por el trabajo del Gobierno contra "el trabajo de la gente decente y valiente que saca el país adelante".

Tras mencionar los "chivatazos" que salpican algunos recientes casos de corrupción, o la amnistía fiscal, cuya redacción ha declarado inconstitucional el alto tribunal, Montero ha recurrido de nuevo a los que, a su juicio, son conflictos que ha creado el Gobierno con los poderes judicial, legislativo o dentro del modelo territorial. Asimismo, ha comentado que en su intervención inicial "la mesura" que ha empleado es "la misma" que la del Gobierno, los "verdaderos antisistema" que "han destruido las bases de la convivencia".

Montero ha pedido a Rajoy que si los casos de corrupción que ha enumerado en su primera alocución son "mentira", los niegue en la tribuna de oradores. Acto seguido, les ha acusado de ir "dopados" a las elecciones porque sus campañas electorales presuntamente se han alimentado del dinero de los españoles.

También ha defendido al que es hoy candidato a la Presidencia del Gobierno, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pues a diferencia de Rajoy, que quería testificar "por plasma" por el caso Gürtel, él "da la cara".

"Pasará a la historia como el presidente de la corrupción"

Por su parte, Iglesias, candidato de Unidos Podemos a la Presidencia del Gobierno, ha advertido al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, de que "va a pasar a la historia como el presidente de la corrupción, de que "la soberbia les va a hacer caer" y de que "las leyes están para cumplirlas". "España no es como ustedes", "España no es como este Parlamento, si se pareciera de verdad a España no estarían ustedes ocupando el banco azul", ha dicho Iglesias, y se ha mostrado sorprendido de que el presidente haya respondido a la portavoz, Irene Montero, con el discurso que "tenía preparado" para responderle a él.

Con un tono menos bronco que el de Montero, Iglesias ha afirmado que se "han rebasado todos los límites posibles en corrupción" y que "España no puede permitirse más que las instituciones estén copadas por corruptos", motivo por el que esta moción es "una oportunidad de hacer algo por el bien de España: echarles y sacar al PP de las instituciones".

Once medidas urgentes contra la corrupción

Iglesias ha aprovechado su discurso para proponer "once medidas urgentes" contra la corrupción, la mayoría inasumibles para el Gobierno del PP porque, de aprobarse, afectaría a sus propios intereses.

Estas medidas son las siguientes:

1. Una Ley de contratación pública que suprima los procedimientos negociados.

2. Facilitar el trabajo de los organismos reguladores y de los técnicos e inspectores de Hacienda mediante un nuevo Plan Nacional de Lucha contra el Fraude.

3. Una nueva Ley de financiación de partidos que incluya a las fundaciones y asociaciones vinculadas, así como el límite al endeudamiento bancario o restricciones a las donaciones de bienes inmuebles. En este punto, Iglesias se ha dirigido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para decirle que no podría hacerla si de él dependiera ya que, "a lo mejor, más gente de su partido terminaría en la cárcel".

4. Adscripción de la Policía Judicial a los juzgados y tribunales de modo que tengan el control de las investigaciones y se asegure la imparcialidad de las mismas. "La policía que investiga al Gobierno no puede depender orgánicamente del Gobierno; eso lo entiende cualquier español", ha ilustrado el líder de Podemos.

5. Derogación de la llamada "Ley Berlusconi", es decir, la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para evitar "el punto final" de las investigaciones consideradas complejas, relacionadas con casos de corrupción. "Imponer plazos a una Justicia sin medios sólo busca la impunidad", ha asegurado Iglesias antes de apostillar en referencia a Rajoy: "Pero a lo mejor no lo pueden hacer porque irían muchos compañeros a la cárcel".

6. Reforzar la independencia del Poder Judicial y de la Fiscalía General del Estado con propuestas como la elección del fiscal general del Estado de una terna elegida por mayoría cualificada en el Congreso, y en la que, como mínimo, debe haber una mujer.

7. Una Ley contra las llamadas puertas giratorias, de modo que los ministros no vayan luego a consejos de administración de empresas vinculadas a sectores estratégicos.

8. Acabar con el secreto bancario. "Ay de alguno de ustedes (del PP) como se acabara con el secreto bancario", ha espetado Iglesias.

9. Reforma del delito del fraude fiscal, lo que se ha dado en nombrar "derecho penal del amigo". A este respecto ha apuntado Iglesias: "No lo pueden hacer porque hay delincuentes fiscales entre sus amigos y familiares, y no la van a hacer para no atacarse ustedes mismos".

10. Reformar el Código Penal para perseguir el delito del enriquecimiento ilícito.

11. Creación de una Unidad para recuperar el dinero defraudado por la corrupción.