Menú Buscar
Enric Millo, antes de declarar ante el Supremo

Millo desvela el cisma entre Puigdemont y Junqueras por el 1-O

El exdelegado del Gobierno en Cataluña desmonta la versión de la defensa de que todo fue pacífico y señala a ANC y Ómnium detrás de las acciones contra los cuerpos de seguridad

05.03.2019 10:43 h.
4 min

Todas las miradas estaban puestas en Enric Millo. Después de la declaración de Juan Antonio Nieto, ex número dos de Interior, el exdelegado del Gobierno en Cataluña era sobre quien recaía la actuación policial para frenar el 1-O. Pero la responsabilidad política de mantenter el reférendum ilegal fue del Govern, y Millo ha señalado las discrepancias entre Puigdemont y Junqueras. El líder de ERC "era partidario del referéndum pero no que fuera tan deprisa", ha asegurado.

Y es que el 1-O fue una jornada crítica. Millo, en su momento, pidió perdón por la intervención policial. Este martes, ante el tribunal, ha concretado las acciones contra los cuerpos de seguridad del Estado que se perpetraron antes y después del 20 de septiembre de 2017. "Conté más de 100 o 150 acciones en diferentes municipios, cercos, arrojos de objetos incendiarios a la Guardia Civil, a las comitivas judiciales, a hoteles donde había policías y guardias civiles ubicados, a la propia delegación del Gobierno..." para impedir la actuación de las comitivas judiciales. 

Millo ha afirmado que el punto de inflexión llegó con la aprobación de las llamadas leyes de desconexión. A partir del 6 de septiembre se generó, a su juicio, una situación de "mucha preocupación" y el clima "de conflictividad fue aumentando". Y ha admitido que "hubo violencia" desde que ese accidentado pleno parlamentario avaló el referéndum.

División entre Junqueras y Puigdemont 

Otro de los aspectos de su declaración ha sido cuando ha puesto de relieve la divergencia de posicionamientos en el seno del Ejecutivo catalán al confirmar sus contactos con el entonces exvicepresidente Oriol Junqueras, en la llamada Operación Diálogo, y como el líder de ERC "era partidario del referéndum pero no que fuera tan deprisa". Incluso ha usado la misma expresión de Junqueras de que "encontró una silla vacía" a la hora de buscar diálogo. En su caso, con Puigdemont. Solo con el exvicepresidente del Govern cesado mantuvo una relación más fluida.

El dirigente del PP también ha destacado el papel del exconseller de Interior Joaquim Forn para que la jornada se celebrara "con normalidad". Según ha relatado ante los magistrados, Forn le comentó que "el 1 de octubre vamos a garantizar que la jornada electoral se desarrolle con total normalidad". "Yo le dije, no entiendo de qué jornada electoral me hablas", ha apostillado. 

Amenazas

Millo ha narrado los episodios de intimidación que tanto él como los cuerpos de seguridad sufrieron en los días clave de septiembre y octubre de 2017 para trata de desmontar la versión de que "todo fue pacífico" que han dado los acusados. "Pintar en una pared Millo muerte o señalar públicamente a los policías que están cumpliendo con órdenes judiciales muy pacífico no es", ha insistido el exdelegado del Gobierno.

Asimismo, ha sostenido que las entidades independentistas, ANC y Ómnium Cultural, estaban coordinadas y detrás de estos ataques.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información