Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La exconsejera de la Generalitat y actual diputada de ERC en el Parlament, Meritxell Serret / GENERALITAT DE CATALUÑA

Los 'espiados' Serret y Batet liderarán la comisión de investigación del 'caso Pegasus'

Los partidos secesionistas acaparan la Mesa: la diputada de ERC, imputada por el 'procés', la presidirá

5 min

Los tres partidos secesionistas en el Parlamento catalán encabezarán la comisión para investigar el caso de supuesto espionaje a 65 mandatarios y líderes secesionistas por su posible implicación en el procés: el denominado caso Pegasus o Catalangate. Dicha comisión ha celebrado este miércoles su primera reunión, y los nueve diputados que han participado han elegido a los encargados que la dirirán. Todos ellos, tres, pertenecen a partidos presuntamente afectados: ERC, JxCat y la CUP.

La republicana Meritxell Serret --investigada por su papel como consellera durante el referéndum ilegal de secesión del 1-O, y sobre quien pesa el riesgo de inhabilitación-- ha sido designada presidenta de la comisión, mientras que los también diputados Albert Batet (JxCat) y Montserrat Vinyets (CUP), han sido escogidos vicepresidente y secretaria de la misma, respectivamente.

Estudio cuestionado por parcialidad y falta de rigor

A pesar de sus pugnas y disputas públicas de los últimos meses, los tres grupos independentistas no han mostrado fisuras en la constitución de esta comisión, que indagará en las denuncias de supuesto espionaje político a 65 dirigentes secesionistas a través de los programas de ciberespionaje Pegasus y Candiru, basándose en un estudio CitizenLab --una entidad dependiente de la Universidad de Toronto (UofT)-- que ha sido cuestionado por más de 120 académicos y expertos de varios países por las deficiencias metodológicas, falta de neutralidad, rigor y conflictos de intereses de los autores del informe.

En este sentido, cabe recordar que el Centro Nacional de Inteligencia explicó el pasado 5 de mayo que la justicia española autorizó 18 escuchas, plenamente legales, a dirigentes del procés por el referéndum ilegal y unilateral de secesión del 1-O. Una cifra muy alejada de los 65 independentistas que, según la ANC y otras entidades afines, han sido espiados.

Un año de duración

A pesar de ello, el pasado mayo, los grupos de ERC, JxCat, la CUP y En Comú Podem registraron una petición para crear esta comisión de investigación.

La comisión tendrá una duración de un año y, al acabar sus trabajos, deberá elaborar un dictamen de conclusiones, que será sometido a votación en el pleno del Parlament.

Conflictos de intereses

Se da la circunstancia de que tanto Serret --consellera de Agricultura durante el mandato de Carles Puigdemont e investigada judicialmente por su papel en el procés-- como el vicepresidente de la comisión Batet también figuran en la lista de CitizenLab de personas supuestamente vigiladas con el programa Pegasus, al igual que Josep Maria Jové, que será el portavoz de ERC en la misma.

Aunque todavía no ha elaborado su plan de trabajo, está la previsto que la comisión cite a declarar a "todos aquellos que puedan tener responsabilidades directas o indirectas" en los hechos, según palabras del vicepresidente y portavoz de JxCat, Josep Rius.

Cs y PP, sin representantes

El PSC y Vox también participarán en la comisión de investigación del Parlament, mientras que Ciudadanos (Cs) y PPC no figuran en la misma.

La comisión, que ahora deberá aprobar su plan de trabajo, está integrada por dos diputados de cada grupo parlamentario -excepto Cs y PPC-: Òscar Aparicio y Jordi Terrades (PSC-Units), Meritxell Serret y Josep Maria Jové (ERC), Albert Batet y Josep Rius (JxCat), Sergio Macián y Alberto Tarradas (Vox), Montserrat Vinyets y Xavier Pellicer (CUP), además de Lucas Ferro (En Comú Podem).