Menú Buscar
Interior del nuevo Mercado de Sant Antoni de Barcelona, que se ha estrenado hoy, miércoles 23 de mayo / CG

El 'nuevo' Sant Antoni arranca con bronca por la expulsión de vecinos

El gobierno de Ada Colau se lava las manos de la gentrificación en la reinauguración del mercado, que ha reabierto tras nueve años de obras

4 min

El nuevo Sant Antoni ha arrancado hoy, 23 de mayo, con bronca política por la expulsión de vecinos. La oposición ha exigido al gobierno municipal que comanda Ada Colau que frene el desplazamiento de residentes por el alza de alquileres. El Ejecutivo local ha vuelto a esquivar el problema de la gentrificación en el estreno del nuevo mercado, que ha reabierto hoy, miércoles 23 de mayo, tras nueve años de obras.

La portavoz de Ciudadanos en el consistorio, Carina Mejías, ha indicado que "les preocupa" que se genere un impacto sobre el precio de la vivienda, especialmente de las rentas, con la reapertura del centenario mercado. "Pedimos al ayuntamiento que trabaje y elabore propuestas para garantizar el acceso a una vivienda digna a personas con rentas medias y bajas", ha pedido la edil. En este sentido, Mejías, ha recordado el "fracaso" del plan de vivienda de Colau, lo que ha provocado que "el alquiler medio en la ciudad haya escalado hasta los 900 euros". Ciudadanos, ha precisado, también fiscalizará el coste de la obra (80 millones) y la gestión de la movilidad en el entorno.

ERC: "Efectos sobre el barrio"

En el mismo sentido, Alfred Bosch, portavoz de ERC en el consistorio, ha admitido su "inquietud" por "la digestión que hará el barrio" del reestreno del nuevo mercado. Entre los posibles afectos adversos de la obra, el republicano ha citado el "alza de los alquileres" como una consecuencia que podría "complicar la vida a los vecinos, sobre todo a los más vulnerables".

Pese a ello, Bosch ha tildado de "éxito de todos" la inauguración del nuevo Mercado de Sant Antoni y ha emplazado a que "administraciones y vecinos" sigan trabajando juntos para que el polo comercial de nuevo cuño "mantenga su atractivo".

Balones fuera

El primer teniente de alcalde de Brcelona, Gerardo Pisarello ha vuelto a abordar a medias el problema del acceso a la vivienda. "Necesitamos que la gente de Sant Antoni se pueda quedar en el barrio. Ello conlleva políticas de vivienda potentes, que es lo que estamos haciendo", ha indicado a las puertas del nuevo mercado. No obstante, ha vuelto a poner deberes al Gobierno, pese al fracaso del plan de vivienda municipal hasta 2019. "Le exigimos que regule las rentas abusivas y alargue la duración de los alquileres, algo que es competencia suya", ha aseverado.

Según Pisarello, sólo la intervención del Ejecutivo de Mariano Rajoy en materia de vivienda permitirá a los vecinos "gozar del nuevo mercado y del espacio público renovado". En materia de flujos ciudadanos, ¿teme el gobierno municipal una invasión turística del eje comercial? "Los horarios de apertura están establecidos. Y el mercado no se plantea abrir de noche. Es un punto de venta de proximidad y de productos frescos", ha remachado el edil de Empresa y Turismo, Agustí Colom.