Menú Buscar
El presidente catalán Quim Torra (c), acompañado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (2d); el conseller de Territorio, Damià Calvet (d); y el vicepresidente Pere Aragonés (2i), durante la inauguración de la nueva L-10 Sur del Metro de Barcelona / GOV

Las mentiras de Torra sobre la inversión en 'Rodalies'

El presidente de la Generalitat aseguró que el Estado no ha hecho ningún nuevo kilómetro en la red de cercanías desde 1978, pero la realidad es otra

09.09.2018 13:43 h.
3 min

Quim Torra no podía desperdiciar una oportunidad como la inauguración del nuevo tramo de la L10 del Metro para arremeter, de nuevo, contra el Estado. En este caso lo hizo sobre las inversiones del Gobierno. "Cataluña no necesita tantos policías antidisturbios y sí más kilómetros de infraestructuras", dijo el presidente de la Generalitat. Y aseguró que el Ejecutivo no ha hecho "ningún nuevo kilómetro de Cercanías desde 1978". Por lo tanto, "hay argumentos suficientes para coger el tren" hacia la independencia.

Las afirmaciones de Torra no se ajustan a la realidad. Fuentes próximas a Fomento explican a 'Crónica Global' que el Estado ha puesto en marcha 27,3 km de nuevas líneas de Rodalies en el periodo de 1995 a 2011, en su mayoría en la línea R8 y un tramo de la R7.

La línea de Castellbisbal y El Papiol a Mollet se construyó en 1982 para evitar el paso de trenes de mercancías por medio de la ciudad de Barcelona. En un principio solo estaba previsto para mercancías.

Inuaguración de tramos y estaciones

En 1995 se puso en marcha el servicio de Cercanías de Cerdanyola Universitat. Asimismo, en mayo de 2005 entró en servicio un tramo más largo de línea para servicio de pasajeros, desde Cerdanyola Universitat hasta Martorell, con la inauguración de las estaciones de Sant Cugat (Renfe) y Rubí (Renfe) en el servicio de Cercanías.

En 2011 se puso en marcha el tramo entre Cerdanyola Universitat y Mollet St Fost y está previsto abrir una estación en Santa Perpètua de Mogoda en 2019.

En su discurso durante la inauguración de la ampliación de la L10, Torra sacó pecho de los 30 kilómetros nuevos del Metro de Barcelona y de los FGC desde 2011 impulsado por la Generalitat, en contraposición al supuesto estancamiento de la red de Cercanías, en la que "no habría habido un nuevo kilómetro desde 1978". La realidad es otra.