Menú Buscar
El expresidente balear Jaume Matas / EFE

Matas niega haber delinquido en el pago de 350.000 euros a la empresa que organizó sus campañas

Anticorrupción reclama un año y medio de cárcel para el exministro por los delitos de fraude y prevaricación

4 min

 

El expresidente del Govern balear Jaume Matas ha presentado un escrito en el que alega no haber cometido delito alguno durante el proceso por el que el Ejecutivo autonómico abonó 350.000 euros para patrocinar el Mundial de Ciclismo en Pista de 2007. El dinero acabó en manos de Nimbus, una de las empresas investigadas en su día por cobrar en negro parte de la organización de la campaña electoral del PP balear.

La Fiscalía Anticorrupción reclama un año y medio de cárcel para el exministro por los delitos de fraude y prevaricación en lo que constituye una de las causas por las que prevé ser juzgado tras haber sido condenado hasta el momento en tres ocasiones, dos de ellas en firme.

Pide el archivo de su imputación

El exmandatario autonómico niega, sin embargo, haber cometido ningún tipo de ilegalidad con motivo del patrocinio del Mundial, tal y como han señalado fuentes jurídicas a Crónica Global. La defensa de Matas solicita así el sobreseimiento de su imputación al aseverar que su patrocinado no llevó a cabo ningún tipo de intervención que derivara en pagos irregulares a Nimbus, que se encargaba en exclusividad de la publicidad del campeonato.

Durante la instrucción de estas pesquisas, que conforman una de las piezas separadas de la macrocausa conocida como caso Palma Arena, Raimundo Alabern, uno de los ex altos cargos de Matas durante su último mandato (2003-07) --durante el cual se fraguaron los numerosos proyectos por los que el exdirigente del PP acabó en los tribunales--, aseguró, en contra de los alegatos de su superior, que fue del expresidente la decisión de pagar 350.000 euros a Nimbus.

Presidencia tomó la decisión

De hecho, Alabern llegó a presentar en el juzgado un escrito en el que aseguraba que, poco antes de la celebración del Mundial, recibió una llamada de la secretaria general técnica de Vicepresidencia bajo la legislatura de Matas, Jane King, quien le indicó que había que “hacer llegar 350.000 euros a Nimbus” para patrocinar el evento.

En su documento, el ex alto cargo, quien ostentaba la gerencia del Instituto Balear de Turismo (Ibatur), manifestó que el convenio se tramitó muy rápido ya que por su parte –el Ibatur era el encargado de tramitar la propuesta— “no hubo nada que decidir al haberse realizado en Presidencia la negociación sobre contenidos y precios, la decisión y el cierre del acuerdo”.

No es la primera vez que el nombre de Nimbus acabará en un juicio. Precisamente, el extesorero del PP balear y a su vez cuñado de Matas, Fernando Areal, fue condenado en 2015 a un año y medio de cárcel y al pago de una multa de 15.000 euros tras declararse culpable de un delito electoral por el desembolso de 71.958 euros en negro a la anterior empresa por la organización de parte de la campaña electoral del partido en 2007.