Menú Buscar
Fin al primer golpe contra la corrupción en Baleares

Matas admite por primera vez haber prevaricado en el caso 'Palma Arena'

El expresidente balear devolverá 35.000 euros de responsabilidad civil y evita la prisión

3 min

El expresidente del Gobierno balear, Jaume Matas, ha llegado este martes a su primer acuerdo con el ministerio fiscal al haber aceptado que ha prevaricado dentro de la pieza número 14 de la causa del Palma Arena.

Durante la vista oral que ha tenido lugar en la Audiencia Provincial, Matas solo ha dicho "sí" al ser preguntado por la presidenta del tribunal, la magistrada Samanta Romero, acerca de si aceptaba la conformidad y asumía la autoría de los hechos. De esta forma, elude una condena de cárcel.

El que fuera exministro de José María Aznar ha aceptado haber prevaricado al tomar una decisión que benefició a la agencia Nimbus Publicidad. Otorgó una transferencia de 350.000 euros sin concurso y saltándose el procedimiento administrativo.

Devuelve 35.000 euros

Según ha resaltado la representante del ministerio fiscal, Laura Pellón, Matas ha abonado 35.000 euros --que corresponden al 10% de la suma pagada a Nimbus-- para reparar "los perjuicios derivados de su resolución prevaricadora".

Por esto, se le ha aplicado la atenuante de reparación del daño y se le ha impuesto una inhabilitación especial para empleo o cargo público de siete años, como recoge el escrito de conclusiones definitivas.

Tras este juicio, el sexto en el que Matas estaba acusado dentro de la macrocausa del Palma Arena, tendrá que acudir al del caso Over en febrero, el de las piezas número 15 y 16, que todavía está en fase de instrucción y el de la pieza principal del caso.

Además, continúa la investigación relativa al caso Turisme Jove y el caso de Son Espases, en los que también está implicado el expresidente autonómico balear.

Sexta vez en el banquillo

Antes de por la pieza 14, Matas se ha sentado en el banquillo por el juicio del caso Nóos; por el de los discursos del periodista Antony Alemany; por el de la contratación ficticia de su mujer, Maite Areal, en el hotel Valparaíso; por el de la contratación de los arquitectos del velódromo; y por el del anteproyecto de la Ópera de Calatrava.

Por otra parte, la abogada de la Comunidad Autónoma de Baleares, Maria Ángeles Berrocal, se ha adherido este martes a las conclusiones de la Fiscalía y ha dejado de acusar en la pieza 13 del Palma Arena al exgerente del Institut Balear de Turisme (Ibatur) Raimundo Alabern.