Menú Buscar
Carles Puigdemont en la pantalla durante la presentación del movimiento Crida Nacional per la República, con Ferran Mascarell en el atril/ CG

Mascarell lanza su candidatura por BCN para frenar a la ANC

La entidad independentista se decanta por Jordi Graupera, que insiste en ser candidato sin integrarse en ninguna lista si gana las primarias internas

28.11.2018 00:00 h.
6 min

Muchos nervios porque la batalla por la alcaldía de Barcelona será determinante y el independentismo se mantiene dividido. El exconcejal y exdirigente socialista, Ferran Mascarell, presentará la próxima semana su propia candidatura, muy molesto por las dudas y la falta de entendimiento entre el PDeCAT y el núcleo que rodea a Carles Puigdemont, que ha lanzado diversos nombres en las últimas semanas, y que se decanta por la consejera de Cultura, Laura Borràs. Mascarell ha hecho llegar un mensaje claro y es que quien puede salir beneficiado de toda esa indefinición es Jordi Graupera, que cuenta con el apoyo de la ANC y está determinado a ser candidato a la alcaldía.

Mascarell ha pasado de ser un posible candidato, apoyado por Puigdemont, a ser él quien se ofrece y trata ya de tener una plataforma preparada. “Tengo proyecto para la ciudad y lo presentará, aunque sea en solitario con una plataforma propia”, ha explicado a sus interlocutores, que quieren esperar algo más de tiempo, en gran medida porque el escollo es uno y concreto: cómo encajar el artefacto político de la Crida per la República, que impulsa Puigdemont, con el PDeCAT, que se resiste a una integración y propone una coalición electoral.

Unidad del independentismo

La cuestión es que el filósofo político Jordi Graupera sigue trabajando en su candidatura. Podría no tener ninguna opción, pero fuentes independentistas, cercanas al PDeCAT y a la ANC, aseguran que se presentará, que ganará las elecciones primarias que ha organizado y que podría entrar en el consistorio por una razón poderosa: la ANC, que apostó por esa vía de participación, le daría apoyo, y ello supone miles de votos. “¿Graupera?, si se presenta, y lo hará, tiene muchas opciones de lograr representación”.

Más allá del éxito de Graupera, eso supone que todos esos votos no los tendrá la opción de Mascarell, o del conjunto del independentismo, con la candidatura, también, de Ernest Maragall, como cabeza de cartel de Esquerra Republicana. Eso lo sabe el exconsejero de Cultura en el gobierno de Artur Mas, y pretende, con su candidatura, anticiparse y forzar una cierta unidad del independentismo, al margen de la lista de Esquerra. Para ello cuenta con una plataforma que le brinda el núcleo duro de Carles Puigdemont, Junts per la República, un grupo de diputados que se constituyeron como asociación, con el objetivo de impulsar la llamada Crida Nacional per la República.

Jordi Graupera, periodista, aspira a la candidatura a la alcaldía de Barcelona

Jordi Graupera, aspirante a la alcaldía de Barcelona

El núcleo de Puigdemont

Mientras la Crida no acaba de concretarse, Junts per la República apoyará a Mascarell, con una dirección integrada por Pep Riera, Agustí Colomines, Toni Morral, el propio Mascarell, y con la diputada de Junts per Catalunya, Aurora Madaula, como portavoz.

Lo que pretendía Carles Puigdemont en las últimas semanas es un encaje que se resiste: la candidatura de Laura Borràs, consejera de Cultura, con Mascarell como número dos. El PDeCAT no lo ve claro, desde el compromiso, eso sí, de que las dos formaciones colaborarán e irán juntas en Barcelona. También lo harán en Lleida, mientras que en el resto de localidades y pueblos, la idea es que la Crida no interferirá en las listas que confeccione el PDeCAT, que se presentará con las siglas de Junts per Catalunya+el nombre de cada municipio. Es un arreglo que muestra el proceso, muy confuso, en el que está inmerso todo el mundo postconvergente.

Manuel Valls, candidato a la alcaldía de Barcelona / EFE

Manuel Valls, el candidato a la alcaldía de Barcelona que teme el independentismo

Frente a Colau y Valls

La cuestión es que Jordi Graupera sigue realizando pasos hacia su candidatura, con el aliento de la ANC. El registro de las primarias se cerró la semana pasada, con hasta 56 candidatos. Las elecciones tendrán dos vueltas: la primera el fin de semana del 14 de diciembre, y la segunda el 21 de diciembre. De esas primarias surgirá un cabeza de lista y también una parte de la lista a las elecciones.

¿Podría integrarse Graupera en una lista de Mascarell? Las conversaciones se han producido, pero la voluntad del filósofo es constituir una candidatura propia y probar suerte. Para el independentismo supone una división enorme, que puede acabar con la victoria de otros candidatos, como Ada Colau o Manuel Valls. La pretensión de Mascarell es anticiparse a todo, mientras el PDeCAT sigue dudando y Puigdemont se interesa o deja el tema de lado según el día o las dificultades que perciba.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información