Menú Buscar
Los expresidentes de la Generalitat Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra en rueda de prensa en la Casa de la Generalitat en Perpiñán / EUROPA PRESS

Mas, Puigdemont y Torra se consuelan en Perpiñán ante la "España de la represión"

Los tres expresidentes catalanes tratan de mostrar una imagen de unidad tras la ruptura de JxCat y PDECat

3 min

Los tres últimos presidentes de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra, se han reunido este viernes en Perpiñán para contraprogramar la visita del Rey y del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Barcelona. Desde allí, han recordado que los tres están o han estado inhabilitados o destituidos en los últimos seis años, un periodo que coincide en el tiempo con el reinado de Felipe VI. Califican esta estadística de "récord".

En la comparecencia conjunta, que se entiende como un intento de acercamiento entre los distintos herederos de Convergència, Puigdemont ha señalado que en los seis años de reinado de Felipe VI "todos y cada uno de los presidentes de la Generalitat han sido inhabilitados o destituidos", lo que representa "un récord que quizás encaja con la tradición de los Borbones", pero que es "una vergüenza" para los "responsables políticos que lo han alimentado, tolerado o dirigido".

Lo de siempre: "Represión y mediación internacional"

En la misma línea, han repetido los argumentos que emplean de forma habitual, como que el Estado no tiene voluntad "real" de dialogar (aunque lo que pretende el independentismo es negociar), que son "golpeados por la represión", y que hace falta una mediación internacional para resolver el problema separatista. Entienden que este árbitro externo estará más cerca si el soberanismo supera el 50% de los votos. Ninguna encuesta lo prevé.

Este encuentro en Perpiñán (dado que Puigdemont no puede pisar España por la causa del procés) se produce apenas dos semanas después de la inhabilitación de Torra por desobediencia y, por lo tanto, en plena precampaña electoral en Cataluña. Si nadie ni nada lo remedia o impide, los catalanes irán a votar el 14 de febrero. Asimismo, y en este contexto, los herederos de Convergència (CDC) tratan de dar una imagen de unidad tras la reciente ruptura entre ambos.

La ruptura de Mas y Puigdemont

Por un lado, el PDECat --sucesor directo de CDC-- de Artur Mas, que se ha negado a unirse a las filas del Junts per Catalunya (JxCat) de Carles Puigdemont. Por el otro, el JxCat de Puigdemont, que se ha quedado las siglas de la coalición que en su día formaron el PDECat y CDC, y que tiene menos apoyos de los deseados, hasta el punto que este último ha pedido ayuda a Mas.

La realidad es que hoy por hoy los dos partidos están alejados y pretenden ir a las elecciones por separado. Pero todo puede cambiar si los números no les salen.

Destacadas en Política