Menú Buscar
Artur Mas durante un debate en el Parlament en una imagen de archivo.

Mas pide aprobar los presupuestos catalanes “para no hacer el ridículo”

El ‘expresident’ insta a la CUP a cumplir el pacto de principios de año que lo apartó de la primera línea de la política

Redacción
3 min

Si ayer era el candidato de CDC al Senado, Miquel Calçada, quien atacaba a la CUP por saltarse el compromiso de enero, Artur Mas da ahora otro toque de atención al partido de extrema izquierda. El expresident ve imprescindible aprobar los presupuestos para avanzar hacia la independencia, y da en un artículo publicado este domingo en La Vanguardia tres razones por las que cree que se debería llegar a un pacto.

“No hacer el ridículo” es uno de los motivos. Según Mas, el desacuerdo entre los socios de Gobierno debilita el procés y alimenta los argumentos del Estado español, al que califica de “adversario fuerte”. Cree que “lo que ha costado tanto construir” quedaría desacreditado: “¿Quién se creerá de verdad que el Govern y el Parlament pueden llegar a construir un Estado catalán si no pueden aprobar ni unos simples presupuestos?”

Apelación directa a la CUP

Otra de las razones que ofrece en su texto es “cumplir los acuerdos del mes de enero”, por los que las presiones de la CUP le obligaron a apartarse de la primera línea de la política. En alusión al partido, opina que “no se puede estar todo el día reclamando mejoras sociales por la vía de las palabras, las pancartas y las manifestaciones, y negándolas cuando son posibles por la vía de los hechos”.

Mas cita el pacto que la CUP firmó y que evitó unas nuevas elecciones catalanas, por el que se comprometieron a “no votar en ningún caso en el mismo sentido que los grupos contrarios al proceso […] cuando esté en riesgo la estabilidad del Gobierno”. El exlíder de CDC reprocha así a la CUP no cumplir con este acuerdo, ya que considera “evidente” que la estabilidad pasa por tener unos presupuestos.

Política social

Mas ve los presupuestos como una oportunidad para invertir el dinero que “el Estado nos debía desde hace dos años” en política social. Es por ello que apela ahora a las “necesidades de las personas”. “Soy testigo presencial de la enorme demagogia y la gran hipocresía que se han utilizado en nuestro país contra los llamados recortes”, afirma el expresident, cuyo gobierno estuvo marcado, precisamente, por los recortes.