Menú Buscar
Artur Mas (d) en una imagen de archivo previa al juicio junto a Oriol Junqueras (d) y Carles Puigdemont (c) / EFE

Mas lamenta que el ‘procés’ no tenga la “claridad y rotundidad necesaria” para ser legitimado

El expresidente catalán culpa a la CUP de los retrasos de la hoja de ruta independentista y pide “jugar bien las cartas” ante las dificultades de conformar el Ejecutivo central

3 min

Artur Mas, expresidente de la Generalitat, ha dado este domingo un toque de atención al Gobierno catalán. Mediante un artículo de opinión en El Punt-Avui, ha reconocido que el procés ha encallado en los últimos meses. Ha asegurado que la base independentista “tiene buenos fundamentos, como quedó patente en la última Diada, pero aún no tiene la claridad y la rotundidad que necesitamos para legitimar ante Europa y el mundo la constitución del futuro estado catalán”.

Ha señalado directamente a la CUP como responsable del retraso de la hoja de ruta separatista por los “flagrantes incumplimientos” de los acuerdos que le apearon a él de la presidencia de la Generalitat y le obligaron a pasar el testigo a Carles Puigdemont.

Junts pel Sí se duerme en los ‘laureles’

“Si se hubieran cumplido, no se habría perdido el tiempo y las energías de forma innecesaria”, indica en relación a la próxima cuestión de confianza que su sucesor superará sin problemas y con el apoyo de los antisistema.

Con todo, también carga contra el Ejecutivo de Junts per Sí por no haber aprovechado el tiempo extraordinario que le ha sido brindado. “Un tiempo y unas energías que se deberían haber dedicado a ampliar la base soberanista del país”, remarca.

Marcar las agendas

Mas intenta marcar de nuevo la agenda de Puigdemont y del Govern. Destaca que el enroque de las negociaciones para formar un Gobierno central “son terreno abonado para el soberanismo” y que se debe aprovechar la ocasión para “convertir en fortaleza las enormes dificultades” de la negociación “que podrían llevar al ridículo” si se convocan terceras elecciones.

“El PSOE y el Podemos prefieren que el PP y Mariano Rajoy se quede en La Moncloa con el apoyo de Ciudadanos a abordar la celebración de un referéndum legal y acordado en Cataluña”, argumenta. Por todo ello, pide que los independentistas “jueguen bien sus cartas” para forzar la consulta.