Menú Buscar
El expresidente Artur Mas en un acto de JxCat / EFE

Mas entra en la guerra de JxCat contra ERC

El expresidente catalán está convencido de que "si la aritmética lo hace posible, un tripartito tiene todos los números de repetirse"

4 min

El expresidente del Govern Artur Mas ha entrado en la batalla que enfrenta a JxCat contra ERC y toma una posición clara a favor de los posconvergentes. Considera que, si los republicanos tienen la posibilidad, volverán a apostar por el tripartito porque desean gobernar.

El exdirigente del PDeCAT, condenado por desobediencia y prevaricación por la consulta del 9N, ha admitido que “la dinámica con ERC es de competencia por la hegemonía”. En declaraciones a Ràdio 4 este martes, ha reconocido que la ruptura de la coalición de Junts pel Sí, donde estaban con Esquerra, se debió a un “conflicto partidista”.

Tripartito

Mas, que se ha presentado cinco veces como candidato a la Generalitat, habla ya sin tapujos y acusa a los republicanos de que “desde hace muchos años tienen un deseo muy grande de ser el partido hegemónico” en Cataluña.

El expresidente catalán no descarta que ERC apueste por el tripartito --junto a PSC y comuns-- tras las elecciones catalanas. Recuerda que él lo ha vivido en sus propias carnes. “Si la aritmética lo hace posible, un tripartito tiene todos los números para repetirse”, sentencia. Las cuentas las tiene claras, si los partidos independentistas no suman, los republicanos apoyarían un gobierno de izquierdas; pero si las formaciones secesionistas suman, “ERC tendría que decidir”.

Unilateralidad

Las palabras del exdirigente catalán siguen la línea de confrontación entre JxCat y Esquerra iniciada desde hace meses por la deriva que han tomado los posconvergentes. Mientras Puigdemont llama a la “lucha definitiva” desde Perpiñán, Pere Aragonès y Roger Torrent defienden un “independentismo pragmático” y el presidente, Quim Torra, reprocha a los republicanos haber votado a favor de su inhabilitación como diputado tal y como exige la Justicia.

Cuando Mas parecía llegar para poner calma en la radicalización de los posconvergentes, ahora adopta posiciones paralelas a las de Puigdemont, quien en su opinión “no quiere dinamitar” la mesa de diálogo, y tampoco critíca la unilateralidad. “El debate no es unilateralidad contra diálogo”, sostiene, porque éste último debe ser lo primero. “La vía unilateral debe ser el último recurso” si la mesa no funciona y “no hay más remedio”. “El debate de la unilateralidad está entre ganar o perder”, sentencia.

Elecciones

Sobre la crisis interna de JxCat antes de las elecciones catalanas, Mas insiste en dos puntos. El primero es que él no quiere ser candidato y el segundo es que debe definirse el espacio político que conforman.

El expresidente subraya que “no es lo mismo” que JxCat se convierta en un partido bajo estas siglas, si se conforma una coalición entre PDeCAT y la Crida o incluso si se produce una la escisión entre JxCat y PDeCAT. En este último caso, que no desea, el expresidente ya advierte de que “yo no estaré en un sitio ni en otro”.