Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat catalana entre 2010 y 2016, Artur Mas, en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Mas carga contra los “giros radicales” de Sánchez y cree que los indultos “pasarán factura al PSOE”

El ‘expresident’ lamenta la división de los partidos independentistas, en una situación “con la misma fotografía” que en 2006 con la aprobación del Estatut

5 min

El expresident Artur Mas ha cargado contra la concesión de los indultos, que “pasarán factura al PSOE”. Considera que la solución es la “amnistía” y se muestra convencido de las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por sus “giros radicales” en los últimos años. “Sánchez pasó de abrazarse a Ciudadanos a Podemos, del apoyo al 155 a la mesa de diálogo”, ha asegurado el posconvergente en una entrevista en Catalunya Ràdio.

Mas ha sentenciado el futuro de Sánchez dentro de su argumentario soberanista: “Los indultos pasarán factura al PSOE, porque España es así”. Esto lo ha relacionado con las guerras internas entre socialistas y populares a nivel estatal por mantener la mayoría en el Congreso, acciones que, según el expresident, “siempre hacen que el Govern reciba las bofetadas”. Por ello, cree que el PSOE ha decidido “no llegar a la amnistía” para que no se le lleven “por delante sus feudos electorales en España”.

Estatut, indultos y conflicto independentista

“El PP en la oposición quería sacar a Zapatero de la Moncloa e identificaron que el Estatut era la mina de oro para hacerlo; ahora identifican los indultos para echar a Sánchez”, ha aseverado Mas este miércoles. En este sentido, asegura que las luchas entre partidos nacionales han agravado lo que él llama “el conflicto catalán”, el cual cree que “no se soluciona con indultos, sino con amnistía”. Esta sería la forma de poner el “contador a cero”, según el expresident, que a diferencia de la consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, no ha llegado a afirmar que los políticos independentistas estén en prisión “por sus ideas”, sino por sus acciones.

Mas ha recordado sus años en la primera línea de la política catalana, primero en la oposición y luego como president de la Generalitat entre el 2010 y 2016. Esto ha servido para asegurar que “es la misma fotografía que en 2006 con el Estatut” y que ha traído otra recogida de firmas por parte del PP como se hizo contra el estatuto de autonomía de hace 15 años. “Es lo mismo de siempre, la lucha de los dos principales partidos españoles” que, según el posconvergente, es lo que hace “poner límites a los políticos para acabar con el conflicto catalán, como Iceta, que pone límites a la mesa de diálogo”.

División del independentismo

La división de los partidos independentistas es algo que ha inquietado al exlíder de CiU. “Sigue habiendo una piedra en el mundo soberanista, no hay estrategia común, ni manera de actuar, ni rumbo compartido, eso hace daño”, ha explicado Mas, unas afirmaciones que podrían extrapolarse a su última etapa como presidente catalán en las diferentes alianzas con ERC y la CUP. Ha llamado a los políticos separatistas a “reordenarse para preparar el futuro” para no darle la razón al expresidente del Gobierno José María Aznar con la frase que el mismo expresident ha citado: “Antes se romperá Cataluña que España”.

Por último, el posconvergente, ha cargado contra lo que considera un “Estado represor y con mala baba” para explicar las bondades del independentismo y enfatizar el referéndum ilegal del 1-O como una “victoria”. Éxito que cree que no supieron “administrar”. Mas ha señalado tres vías para la pugna independentista que sigue defendiendo “sin violencia” y con la posibilidad de una “vía intermedia” pactada con el Gobierno.