Menú Buscar
Marta Rovira interviene en un acto electoral de ERC por videoconferencia desde Suiza / EUROPA PRESS

Marta Rovira acusa al Estado de buscar sólo “la división del independentismo”

La dirigente de ERC, huida de la justicia a Suiza, señala ahora que los objetivos políticos “requieren mucho tiempo”

24.10.2019 21:22 h.
3 min

Marta Rovira, la dirigente de Esquerra Republicana huida de la justicia española a Suiza, mantiene un difícil equilibrio interno. Desea clamar a los cuatro vientos que la independencia es la única solución para Cataluña y que se debe implementar cuanto antes, pero sabe que debe pedir calmar y que los tiempos ya son otros, con los republicanos deseosos de una convocatoria electoral que les lleve al Gobierno de la Generalitat. Por todo ello, Rovira ha acusado al Estado, a través de una videoconferencia, de poner en marcha “una operación grandiosa del Estado para dividir” al movimiento independentista.

Lo único que debe proteger el independentismo, ha señalado Rovira, es su propia unidad, aunque es consciente de que su partido, Esquerra Republicana, ha decidido un camino opuesto al que propone Carles Puigdemont y una parte sustantiva de Junts per Catalunya. El papel de Rovira en ERC es complejo. Por un lado, mantiene las esencias. Por el otro, busca aplacar las posiciones más irredentas de Puigdemont, al situarse al lado del expresident, para que ese maximalismo no sea monopolizado por Junts per Catalunya. Pero la estrategia del partido está decidida y la marca Oriol Junqueras.

Captura del vídeo de Marta Rovira y Carles Puigdemont llamando para ir a la Diada
Captura del vídeo de Marta Rovira y Carles Puigdemont llamando para ir a la Diada

Los "exiliados"

La dirigente de Esquerra, que mantiene un papel más formal que efectivo en el partido, participó este jueves en la presentación en la Casa del Llibre de Des de l’exili, de David Ferrer, que ha sido prologado por el abogado de Puigdemont, Gonzalo Boye, y con un epílogo del expresidente, donde ella misma aparece como entrevistada.

En la videoconferencia, Rovira ha señalado, sin embargo, que los objetivos políticos “requieren mucho tiempo”, y que el movimiento independentista ahora “está mucho mejor que hace unos meses”.

Pero la mentalidad de una parte importante del independentismo pasa por entender el papel de los llamados “exiliados”. A Rovira se la considera una “exiliada”, aunque fue ella la que huyó de la justicia española. El libro de Ferrer da voz a los procesados por el conflicto político catalán, como la propia Rovira o el exconsejero Toni Comín. Según el autor, la obligación de un preso político es salir de la prisión y la de un exiliado, “regresar a su país”, un objetivo que sólo se logrará, a su juicio, con la independencia y la proclamación de la República.