Menú Buscar
Marta Labata se perfila para dirigir B:SM tras comandar la red de buses de TMB / CG

Marta Labata se perfila como nueva directora de las empresas municipales de Barcelona

La directora de la red de bus de Transports Metropolitans de Barcelona es la virtual sustituta de Ignasi Armengol al frente de B:SM

6 min

La independiente Marta Labata Salvador se perfila para dirigir las empresas municipales de Barcelona. La actual directora de la red de bus de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) lidera la carrera para comandar Barcelona de Serveis Municipals (B:SM) en sustitución de Ignasi Armengol.

Según han informado fuentes conocedoras del proceso a Crónica Global, Labata, un perfil no político y de consenso, recogería el testigo de Armengol cuando éste haga efectiva su dimisión en junio, como avanzó este medio.

"No es oficial pero sí oficioso. En un 85-90%, Labata cambiará de empleo y pasará a dirigir B:SM. Ya se han producido movimientos en su entorno para preparar su relevo", han explicado los medios consultados.

Preguntado por la cuestión, un portavoz del Ayuntamiento ha indicado que "se está trabajando con el conjunto de grupos municipales en una propuesta". El mismo representante ha abundado que el consejo de administración de la empresa B:SM es "equivalente a la representación del plenario".

De un político a un 'verso libre'

Si acaba confirmándose, el relevo en la cúpula del grupo de sociedades de capital 100% público signficaría un vuelco notable. B:SM pasaría de estar liderado por un hombre vinculado al PDEcat, la nueva CDC, a una ejecutiva a la que no se le conocen afinidades políticas.

"Es una profesional que negocia duro. Puede haber tomado decisiones polémicas en la red de bus de TMB, pero lo cierto es que ha navegado bien y no ha emulado el desastre en la gestión de su homólogo en el Metro, Marc Grau", han señalado las fuentes consultadas.

"¿De qué familia es? --han continuado las mismas voces-- De ninguna. Es de ella misma. Aunque al final, el director general del conglomerado hace de enlace con el ayuntamiento, por lo que la confianza con la parte política es clave".

En este sentido, cabe recordar que el segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni (PSC), preside el abanico de sociedades. El consejo de administración representa el plenario municipal de forma proporcional, algo que el gobierno de BComú intentó parar cuando ganó las municipales de 2015, sin éxito. 

En la empresa: expectación

Mientras, en B:SM se vive el proceso de cambio de gerente con expectación. Dos fuentes consultadas de la sociedad que aglutina los servicios municipales recuerdan que "no hay intranquilidad, pues las empresas del grupo funcionan solas, pero sí expectación y tensión".

Preguntados sobre cómo puede afectar un relevo en la cúpula, los profesionales consultados subrayan que a "Armengol le tocó lidiar con la etapa más complicada de la empresa (2011-2017), en el cénit de la crisis económica y la caída de ingresos. En estos momentos, la firma da beneficios año a año pese a algunos pinchazos, como la grúa".

Sobre el papel del director general, voces cercanas al consejo de administración ponen el acento sobre tres aspectos. "Uno, es un puesto de representación institucional. Dos, está muy bien pagado: más de 160.000 euros al año. Y tres, quien lo ocupe debe tener muchísima experiencia en la gestión, algo que falta en BComú", arguyen.

"Marcha al sector privado"

Sea finalmente o no Marta Labata la que sustituya a Armengol, la salida del directivo de B:SM no ha sido fácil. El ejecutivo se marcha desquiciado por las intromisiones de los políticos, en especial del concejal Eloi Badia, munícipe de Presidencia, en la gestión de las empresas, especialmente en agua, energía y servicios funerarios.

Aunque internamente Armengol explica su marcha "al sector privado" como un cambio en su carrera, las voces consultadas indican que tira la toalla harto del puenteo al que ha sido sometido por determinados ediles. Ello no ha ayudado a gestionar a un coloso que mueve más de 120 millones de euros al año y que tiene una plantilla de más de 1.200 empleados.

Cabe recordar que B:SM nació en 2002 como un grupo paraguas de las sociedades municipales. En la actualidad, gestiona la red de estacionamientos, la zona verde, la grúa, las estaciones de Fabra i Puig y Barcelona Nord, el Bicing y Barcelona Bus.

Asimismo, está al mando del Tibidabo, el Park Güell, Palau Sant Jordi, Parc del Fòrum y Cementiris de Barcelona, además de coordinar a los agentes cívicos de la ciudad.