Menú Buscar
Fernando Grande-Marlaska, el ministro del Interior del Gobierno de Sánchez / EFE

Marlaska perdona al imán que vinculó los atentados de Cataluña con misiones internacionales

Fawas Nahhas fue expulsado de la cárcel de Zuera (Zaragoza) por el exministro Zoido por supuesta apología del terrorismo en una de sus oraciones

17.11.2018 13:41 h.
6 min

El Ministerio del Interior a través de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha perdonado al imán de la cárcel de Zuera (Zaragoza), Fawas Nahhas. El imán fue expulsado del centro penitenciaria tras una decisión del anterior Ejecutivo. El departamento que antes dirigía el exministro Juan Ignacio Zoido acató esta decisión tras considerar que el individuo relacionó presuntamente los atentados perpetrados por los yihadistas en Barcelona y Cambrils (Tarragona) en 2017 con la participación española en misiones internacionales.

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, según han informado fuentes penitenciarias, firmó el pasado 11 de octubre la autorización que permitía la reincorporación a Fawas Nahhas como imán de la prisión de Zuera.

Contacto con los imanes

Con esta decisión se deshace la orden del 11 de septiembre de 2017 tomada por el departamento que tenía a Ángel Yuste como responsable de la Secretaría General de Prisiones. El retiro de las funciones del imán se decidió tras unas declaraciones en una oración recitada en la prisión justo ocho días después de los atentados terroristas de Cataluña. El presidente de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary también había contactado con el secretario a través de cartas para solicitar el reingreso del imán.

Fawas Nahhas / EFE

Fawas Nahhas / EFE

Nahhas posteriormente en una rueda de prensa aseguró que todo se trataba de un malententido y que no hubo en “ningún momento” apología del terrorismo. El imán achacó la situación a “una mala malinterpretación por parte del funcionario y una descontextualización”. En las cartas remitidas al equipo de Interior de prisiones que actualmente cuenta con Ángel Luis Ortiz González como responsable, también remarcó que la malinterpretación de sus palabras “ha derivado en conclusiones erróneas”.

Autorización de Interior

La Comisión Islámica de España ha asegurado que 35 imanes con formación religiosa ya están registrados y acreditados para poder realizar ceremonias y servicios en las cárceles. En las cárceles de España ya ofician 15 de estos imanes que cuentan con la autorización previa del Ministerio de Interior.

El pasado abril Riay Tatary explicó que la cifra de imanes inscritos en el Registro del Ministerio de Justicia -- en esa fecha sumaban 25-- se encontraba “dentro de lo normal” ya que según sostenía “es una novedad para las comunidades islámicas”. En total, según los datos de la CIE en esa fecha, España contaba con 270 imanes que cotizan a la Seguridad Social a los que habría que sumar los voluntarios. A raíz de ello la Comisión Islámica anunció la creación de un censo de mezquitas e imanes, “contratados o voluntarios” y que para constar en dicho religioso tendrían que acreditar su formación y su capacidad para ejercer como tales.

Expedientes de expulsión

La Comisaría General de Información de la Policía Nacional ha intensificado el rastreo de clérigos religiosos considerados radicales y así poder aplicarles expedientes de expulsión. Para ello utilizan el texto de la Ley de Extranjería tras constatarse el papel fundamental que jugó el imán de Ripoll (Girona) Abdelbaki El Satty. Este imán fue considerado principal responsable de la organización y gestión de la célula que atentó en Cataluña el 17 de agosto de 2017 en Las Ramblas de Barcelona y en Cambrils.

Ali Assid, presidente de la comunidad islámica Annour de Ripoll (Girona) en la que Abdelbaki Es Satty ejercía de imán / EFE

Ali Assid, presidente de la comunidad islámica Annour de Ripoll (Girona) en la que Abdelbaki Es Satty ejercía de imán / EFE

La colaboración del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) permitió que Abdelouahab de 40 años y nacionalidad marroquí fuera expulsado de El Ejido (Almería). La decisión se tomó por las amenazas a la seguridad nacional a través de mensajes radicales y contrarios a la legislación española. La expulsión de este imán se realizó por la frontera de Melilla tras ser investigado anteriormente por un delito de terrorismo. Otro de los expulsados fue Mohamed Attaouil en Salt (Girona) ya que entre sus objetivos apuntaba crear una policía religiosa que permitiera vigilar el cumplimiento del Corán entre la comunidad islámica. Además, entre los informes policiales se encuentran vínculos de financiación de la ONG Revival of Islamic Heritage Society (RIHS).

En el resto de España también se ha ordenado la expulsión de imanes en La Rábita (Granada) y en Navarra. Este último considerado un predicador de la ideología salafista-wahabi que pretendía, a través de la financiación, construir un centro islámico en CorellaAlaa Mohamed Said, el imán de Logroño, fue expulsado a su país de origen, Egipto, tras intentar extender las doctrinas más rigoristas del salafismo-wahabista.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información