Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska / EUROPA PRESS

Marlaska promete investigar el acoso a la familia castellanohablante de Canet

El titular de Interior pide tener "confianza" en las fuerzas de seguridad y en el poder judicial y asegura que se estudiará cualquier tipo de amenaza a la convivencia

3 min

El Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, asegura que se investigará el acoso a la familia castellanohablante de Canet de Mar que consiguió que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) aplicase el 25% de los cursos lectivos en castellano en su centro escolar. 

La familia está siendo víctima de una campaña de hostigamiento tanto a través de las redes sociales como en la propia escuela por parte de otros padres. Uno de los mensajes de odio recibidos es de un exprofesor de turismo de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), quien dijo a través de Twitter que se sumaba a "apedrear” la casa del menor, alumno de P5 de la escuela Turó del Drac. “Que se vayan de Cataluña. No queremos supremacistas castellanos que nos odian”, escribió en su cuenta.

Marlaska pide "confianza"

Marlaska defiende que se estudiará cualquier tipo de amenaza a la convivencia como las que sufren estos padres por reclamar el bilingüismo en la escuela. En este sentido, pide tener “confianza” en las fuerzas de seguridad y en el poder judicial. “Lo importante es garantizar la convivencia en términos de seguridad para el conjunto de ciudadanos”.

Estas declaraciones del ministro se producen después de que los padres del menor hayan hecho un llamamiento a la justicia pidiéndole que obligue al Govern a garantizar la seguridad de su hijo. Especialmente tras las visitas reiteradas del consejero de Educación, Josep González Cambray (ERC), en el centro educativo que se ha convertido como símbolo de los defensores del monolingüismo. 

Se prevé una manifestación

Este jueves está prevista una manifestación por parte del Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans a las 16.30 delante del colegio para protestar por la sentencia del TSJC. Desde la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) piden al Departamento de Interior de la Generalitat que impida que la concentración se inicie en las puertas de la escuela, teniendo en cuenta que coincide con la hora de salida de los alumnos.

También exige a la dirección del centro que solicite a los organizadores un nuevo punto alejado de ese lugar para “preservar la seguridad de los niños y las familias” del centro.