Menú Buscar

Marlaska pide "rigor" a la CUP: en España no se reprime por discrepar

El ministro les compara con Vox y advierte de que la Policía y la Guardia Civil seguirán en Cataluña para garantizar la "libertad"

5 min

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha acusado este miércoles a la CUP de actuar de forma similar a Vox por no respetar la separación de poderes y cuestionar el pluralismo político en España.

El dirigente ha negado las acusaciones de los independentistas de que en España se reprime. Y, ante la petición de que salgan de Cataluña lo que los nacionalistas califican como "fuerzas de ocupación", el ministro ha avisado de que la Policía y la Guardia Civil seguirán para defender "un espacio de libertad y seguridad para el conjunto de los españoles".

"Falta de rigor"

"En España no existe represión de la discrepancia política", ha dicho Grande-Marlaska como resumen a su intervención en la interpelación en el Congreso de los Diputados a cargo del diputado de la CUP Albert Botran Pahissa. Según el titular del Interior, lo que manifiestan es "falta de rigor respecto a las instituciones y al Estado de Derecho".

El ministro se ha referido a informes como el de la ONU que sitúan a España entre las 20 democracias plenas del mundo y ha pedido "rigor" después de que el partido independentista haya expresado su temor de que la Mesa de Diálogo con la Generalitat que se inicia este miércoles mantenga "por debajo la represión" policial que la CUP califica como "fuerzas de ocupación".

"Seguirán en Cataluña"

"La Policía Nacional y la Guardia Civil seguirán en Cataluña como seguiremos el resto de españoles, los que pensamos de una forma y pensamos de otra, y sólo queremos un espacio de libertad y seguridad para el conjunto de los españoles", ha respondido Grande-Marlaska. El ministro ha subrayado la "ironía" de que la CUP esté "un poco cerca" de Vox al acusar al Gobierno de "saltarse alegremente la legislación".

Para Grande-Marlaska, la prueba de que en España no existe represión pero sí "discrepancia" es que partidos como la CUP participan de la vida parlamentaria "con todos los derechos y garantías". En este punto, ha deseado que la Mesa de Diálogo entre el Ejecutivo y el Govern avance porque, en su opinión, en lo que sí pueden coincidir es que el Gobierno de Mariano Rajoy "erró con su no política hacia Catalunya".

Acusaciones de la CUP

El diputado Botran ha denunciado un "clima de represión contra el independentismo" aludiendo al dispositivo tras la sentencia del 1-O y operaciones contra los Comités de Defensa de la República (CDR), denunciando supuestas conductas ilícitas como el traslado con ojos vendados, amenazas a familiares de detenidos, la ingesta de sustancias para orientar las declaraciones en sede policial o la filtración de sumarios para que se hablara de terrorismo y explosivos.

En su defensa de la supuesta represión, la CUP ha citado las manifestaciones de agricultores de las últimas semanas para preguntarse si "también serán perseguidas con el mismo celo policial y judicial". "No se lo deseamos a nadie", ha matizado el diputado, equiparando los cortes de carretera y de frontera de los trabajadores del campo con las que llevan a cabo grupos independentistas disconformes con sentencias judiciales como la que condenó a los líderes del procés.

El ministro, contundente: "Olvidan que hay jueces y fiscales"

"Usted ya ha celebrado el juicio, la Policía es culpable y el Estado represor; olvida que hay jueces y fiscales que resuelven aplicando la ley y que la Guardia Civil, la Policía o los Mossos d'Esquadra practican entradas y registros porque un juez dicta una resolución y realiza seguimientos para respetar las limitaciones transitorias", ha sostenido Grande-Marlaska.

El pasado como juez del ministro del Interior también ha sido objeto de debate al defender la CUP que fue condenado por no investigar presuntas torturas a detenidos. "Lea bien", ha dicho Grande-Marlaska al referirse a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), "es por no investigar, pero yo no era competente, sino un juez territorial". Además, ha indicado que "España es el país menos demandado y condenado ante el TEDH".