Menú Buscar
Mariano Rajoy hablando por teléfono en una imagen de archivo / EFE

Mariano Rajoy trabaja desde la Moncloa pese a ser festivo

El presidente del Gobierno ha hablado con Angela Merkel y ha estado ocupado atendiendo llamadas de felicitación de distintos mandatarios

3 min

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha mantenido una conversación telefónica esta tarde con la canciller alemana, Angela Merkel, y ha recibido la felicitación por su investidura en sendas charlas que ha mantenido con el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el de Ecuador, Rafael Correa.

Así lo han informado fuentes del complejo presidencial español a la agencia estatal Efe en lo que parece un intento de contrarrestar las críticas que ha recibido el político conservador, que fue investigo el sábado y hasta el jueves no dará a conocer la composición de su Gobierno.

La tardanza y su coincidencia con el puente de la festividad de Todos los Santos han levantado sospechas de poca diligencia, además de contrastar con las urgencias y las prisas que el mismo Rajoy estuvo planteando al PSOE durante los 314 días que España permaneció con un Ejecutivo en funciones porque el PP no lograba apoyos parlamentarios suficientes.

Segunda charla con Merkel

Merkel ya trasladó su felicitación a Rajoy por boca de su portavoz, Steffen Seibert, quien explicó que la canciller desea que, una vez que España cuenta ya con un presidente en plenas funciones, pueda involucrarse con más fuerza en la tarea de mantener la estabilidad de la Unión Europea.

Un mensaje que como era de prever se ha repetido en la conversación que ambos han mantenido esta tarde.

Mandatarios latinoamericanos

Rajoy ya había hablado ya con Santos y Correa de la misma forma que en la jornada de ayer recibió la llamada del presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Entre los últimos líderes que también han mandado un mensaje de enhorabuena a Rajoy se encuentra la primera ministra británica, Theresa May, después de que desde el sábado haya recibido igualmente la felicitación de, entre otros, el presidente francés, François Hollande; y el primer ministro portugués, Antonio Costa.

También lo hicieron los presidentes de las tres instituciones europeas: el de la Comisión, Jean Claude Juncker; el del Consejo, Donald Tusk; y el del Parlamento Europeo, Martin Schulz.