Menú Buscar
El candidato por ERC a la alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall / EFE

Maragall, a la desesperada, propone repartirse la alcaldía con Colau

El candidato de ERC quema sus naves para gobernar Barcelona y sugiere a la líder de BComú coger la vara de mando dos años cada uno

Gerard Mateo
14.06.2019 14:06 h.
4 min

El candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona y ganador de los comicios del 26M, Ernest Maragall, quema sus naves para intentar la formación de un equipo de gobierno en la capital catalana. Su última propuesta pasa por repartirse el mandato con Ada Colau (BComú), dos años cada uno, y poner "el contador a cero".

Después del discurso derrotista de Maragall derivado del acercamiento de Colau al PSC de Jaume Collboni (lo que implica necesariamente que la alcaldesa en funciones acepte, al menos, tres votos favorables de Manuel Valls), el representante de ERC ha tendido una última mano a su principal rival. Para ello, sin embargo, le exige que retire su candidatura en el pleno constitutivo del sábado.

Los "votos de la vergüenza"

Maragall pide a Colau que abandone "toda posibilidad de ser escogida alcaldesa con los votos de Manuel Valls" ("los votos de la vergüenza", matiza en el Ara) y sentarse a hablar con ERC, como ella quiera, para hablar de todo, según ha declarado a los medios en el Parlamento de Cataluña. Esta opción es nueva, ya que los comunes defendían hasta ahora un tripartito con republicanos y socialistas que estos últimos descartaron.

"¿Sabe qué le digo, señora Colau? De acuerdo, hablémoslo", ha afirmado Maragall, quien reitera su oferta de formar un gobierno 50/50 y "compartir liderazgo". De hecho, en una intervención en TV3, la líder de BComú ha comentado que "no" renuncia a que "se pueda reconducir la situación con ERC" para alcanzar acuerdos, ni a un tripartito a medio plazo.

Fuego cruzado

También ha hablado, en RAC1, la concejal electa de BComú Janet Sanz, quien ha asegurado que su formación no renunciará "ni a una coma" ante el jefe de filas de Barcelona pel Canvi-Cs, Manuel Valls: "No estamos negociando con él, ni queremos ningún tipo de acuerdo con él. Lo que defiende Valls es todo lo contrario de lo que defendemos nosotros, no tenemos nada que hablar". Colau también se ha desmarcado del ex primer ministro francés, de quien critica cómo se ha financiado, aunque espera sus votos. "No dependeremos de Valls", ha afirmado.

Finalmente, BComú ha criticado el reparto de "miles de copias de un panfleto" en Barcelona que contraponen un ejecutivo del republicano Ernest Maragall con uno de Colau, Collboni y el apoyo de Valls. "Lamentamos que no se respeten los procedimientos democráticos internos", ha aseverado la formación en un apunte en Twitter, a pocas horas de que termine la consulta a sus cerca de 10.000 inscritos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información