Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un convoy de Rodalies de Renfe en plena circulación / EP

El Govern 'riñe' a un maquinista de Renfe por hablar en castellano

La Consejería de Jordi Puigneró se queja a la empresa pública porque un trabajador anunció las estaciones en la lengua común

3 min

El Govern ha tratado de reñir a un maquinista de Rodalies de Renfe por anunciar las estaciones en castellano. La Vicepresidencia de Políticas Digitales y Territorio se ha quejado al operador ferroviario porque uno de sus empleados cantó los apeaderos por venir en la lengua común, pues la megafonía estaba estropeada. 

maquinista renfe castellano
El tuit de la Consejería de Territorio anunciando que se queja a Renfe por el uso del castellano / CG

Lo ha anunciado en Twitter la propia Consejería de Territorio, integrada en el departamento de Jordi Puigneró (Junts), número dos del Govern, que indicó ayer en un tuit desde su cuenta oficial que "ha pedido explicaciones sobre este tema a Rodalies". El tema que menciona Territorio para elevar una queja es que un maquinista anunció en castellano las paradas por venir de un convoy de la R3 que se dirigía a Ripoll, pues la megafonía no funcionaba. 

Queja de un usuario

La respuesta de Territori llegó tras una queja pública en Twitter de un usuario. El internauta lamentó que "en un trayecto de la R3 de Rodalies en dirección a Ripoll el coductor abre el micro para recitar las estaciones donde se detendrá (no hay megafonía grabada). ¿En qué idioma diríais que habla?". 

"Exacto --continuó el navegante--, en castellano. Y después de un día, viene otro". 

Territori se defiende

El mensaje en la red social de los 280 caracteres mereció dos tuits del Departamento de Territorio. La Consejería contestó al reportero asegurando que "el servicio de Rodalies Renfe depende del Estado, que por ahora se niega a hacer un traspaso integral a la Generalitat".

El equipo de redes sociales del área de Puigneró agregó que "el personal, los trenes, las estaciones y las vías las gestiona el Estado". A renglón seguido añadió que "el Govern solo puede decidir, condicionado sin embargo, los horarios y las tarifas".

Ello antes de aclarar que se ha quejado a Renfe por el uso que hizo su empleado de la lengua común​​​​​​​.