Menú Buscar
Manuel Valls, ex primer ministro francés y candidato a alcalde de Barcelona / EFE

Valls propone que Barcelona pesque empresas en el Brexit

El candidato a alcalde quiere competir con Madrid para captar las firmas que dejen Londres por la salida de Reino Unido de la Unión Europea en octubre

02.05.2019 19:47 h.
6 min

De sufrir un éxodo de empresas a captar inversiones. Manuel Valls propone que Barcelona arañe compañías en el caos por inseguridad jurídica que está provocando el Brexit en Reino Unido. El candidato a alcalde --y ex primer ministro francés-- busca competir con Madrid para atraer financieros y bancos de inversión que se marchen de Londres por la salida del país de la Unión Europea en octubre.

En el programa electoral [leer aquí] del aspirante a munícipe por la candidatura amplia Valls BCN 2019, el político de origen galo plantea abrir una Oficina Brexit en la Ciudad Condal. Dicha misión asesoraría al colectivo británico residente en la ciudad y atraería "empresas, inversiones o actividades, con sus puestos de trabajo, que la retirada del Reino Unido de la UE desplazará hacia otros países europeos". El proyecto sería muy similar a la plataforma de aterrizaje de enseñas británicas que tiene Madrid y que dirige el economista Daniel Lacalle. En dos años ha logrado captar a 30 firmas e inversiones por valor de 4.500 millones de euros. Entre otras, la oficina ha logrado seducir a gigantes como Sky, CityBank, Uber y American Express.

El Parlamento de Cataluña, a Glòries

Globalmente, el programa electoral de la candidatura amplia se estructura en doce ejes o compromisos de Valls con la capital catalana. Las líneas maestras vienen acompañadas de un ramillete de propuestas. Entre otras, el ex jefe de gobierno galo propone el traslado del Parlamento catalán de su sede actual en el Parque de la Ciutadella a un edificio singular a la plaza de les Glòries, que afronta una polémica renovación desde hace dos mandatos. Esta medida liberaría espacio en el pulmón verde de la Ciudad Condal, que se transformaría en un hub de conocimiento. Albergaría esta zona verde subsedes científicas pactadas con la Universidad Pompeu Fabra (UPF); el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); el Barcelona Institute of Science and Technology y el Centro Nacional de Computación (BSC-CNC).

Hay más. Si Valls logra la alcaldía de Barcelona, propone acciones de tanta envergadura como levantar el cerrojazo hotelero que impide construir nuevos alojamientos en la ciudad; desdoblar la Ronda Litoral o retomar el proyecto hotelero en la Torre Glòries. Como ya anunció, el aspirante a primer edil expone a los electores un plan para levantar 20.000 pisos sociales, la mitad en el término municipal de la segunda mayor ciudad española y el otro 50% en el área metropolitana de Barcelona mediante acuerdos con ayuntamientos. Verán también los barcelonses, promete Valls, el final de las obras de la L9 y L10 del Metro y el "impulso urgente" de la T-Mobilitat. Lo que no verá la luz si la plataforma Valls BCN 2019 vence el 26M es la unión de Trambaix y Trambesòs por la Diagonal, que la alcaldesa Ada Colau ha tratado de impulsar este mandato, sin éxito. Valls no lo lleva en su programa.

El top manta, fuera de la calle en tres meses

Otra de las baterías de medidas con más peso en el programa de la plataforma amplia vinculada a Ciudadanos es la seguridad ciudadana. Propone el aspirante a alcalde un plan de choque para dotar a la Guardia Urbana de más efectivos: un total de 1.500. Incluso más poderosa es la propuesta de restablecer la Unidad de Apoyo Policial (USP, por sus siglas en catalán), los efectivos antidisturbios que el equipo de Colau ha eliminado y transformado en una unidad mixta llamada URPE, que prioriza el patrullaje de proximidad. La tolerancia cero con el crimen y las infracciones de las ordenanzas municipales será otra de las líneas de un hipotético Valls alcalde de Barcelona. Avanza el ex primer ministro francés que acabará con la venta ilegal en la calle en 90 días. También atajará "las mafias que lo gestionan" en el mismo periodo.

Si el candidato gana los comicios del 26 de mayo, los barceloneses notarán otros cambios. El Ayuntamiento de Barcelona, asegura el aspirante, impulsará las dos lenguas cooficiales en Cataluña, el castellano y el catalán. Ello acabaría con la política de preferencia de este último idioma que opera el actual equipo de Barcelona en Comú (BComú). Asimismo, el también exdiputado en la Asamblea Nacional francesa hasta octubre de 2018 plantea que el Castillo de Montjuïc albergue un centro de combate del cambio climático a nivel mediterráneo y la recuperación del Consejo de Ciento de Barcelona, unas protocortes del medievo. En esta ocasión, actuaría este organismo como un senado vecinal para mayores de 16 años. Recoge también el programa de la lista amplia la promesa ya anunciada de articular una candidatura olímpica para los Juegos de Invierno de 2030 o los de verano de 2032. Si lograra imponerse en la carrera olímpica este último ejercicio, la Ciudad Condal albergaría unas Olimpiadas 40 años después de las últimas, en 1992.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información