Menú Buscar

Manuel Valls cena en la pizzería asediada por los 'indepes'

El boicot del independentismo contra este establecimiento ha tenido el efecto contrario del que esperaban

El exprimer ministro francés Manuel Valls cena en la pizzería Bo Di Napoli, asediada por el independentismo / TWITTER
12.01.2019 19:21 h.
3 min

La pizzería Bo Di Napoli, que sufrió un intenso boicot en las redes sociales por parte del independentismo el pasado diciembre, ha recibido la visita del exprimer ministro francés y candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls.

En un apunte en Twitter, Valls ha afirmado que "ha sido un placer haber cenado en la pizerría Bo Di Napoli, un establecimiento de la ciudad de Barcelona que sufrió una vergonzosa campaña de desprestigio y boicot en las redes sociales por parte del separatismo intransigente". 

Efecto contrario

El acoso y derribo contra el pequeño negocio empezó el pasado 28 de diciembre, cuando una activista del independentismo decidió anunciar en las redes sociales que pondría una denuncia contra el restaurante por no disponer de una carta en catalán. El anuncio dio lugar a una ola de acusaciones en Twitter contra el propietario del local, al que se le atribuía haber invocado la figura del dictador Franco para responder a las exigencias lingüísticas de la denunciante.

Durante los primeros días de la campaña de desprestigio, el dueño recibió 1.000 llamadas en 72 horas. "Mis camareros tienen miedo. Me han hundido en las redes sociales con comentarios negativos. Han hecho reservas falsas tanto de mesa como de comida para llevar para bloquear mis turnos de comida. Se han apostado ante la puerta para insultar a los clientes", explicó a Crónica Global.

No obstante, el boicot impulsado por el independentismo tuvo el efecto contrario, tal y como constató este medio el pasado 31 de diciembre. Desde entonces, muchos barceloneses anónimos, de forma discreta y sin alzar la voz, han acudido a cenar al restaurante Bo Di Napoli como muestra de solidaridad. El último Manuel Valls, que desde su llegada a Barcelona ha mostrado tener un ojo puesto en el electorado constitucionalista de la ciudad.

¿Quiere hacer un comentario?