Menú Buscar
Manuel Bustos, exalcalde de Sabadell, llegando a declarar al juzgado / CG

Manuel Bustos, condenado a tres años de cárcel

El exalcalde de Sabadell encaja una sentencia que podría conllevar prisión por quitar multas de tráfico a familiares

5 min

Manuel Bustos, condenado a tres años de cárcel y a 16 de inhabilitación. El exalcalde de Sabadell ha encajado una sentencia que podría conllevar su ingreso en prisión por quitar multas de tráfico a familiares. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ve probado que el expolítico retiró dos sanciones de tráfico a su mujer y a su hijo cuando estaba al frente del equipo de gobierno municipal. 

En el auto, el TSJC concluye que Bustos cometió dos delitos de prevaricación y tráfico de influencias cuando era munícipe de la ciudad barcelonesa. Castiga la instancia judicial cada uno de los tipos penales con 18 meses de prisión. La pena es inferior a la que pedía la Fiscalía, que alcanzaba los cuatro años de prisión e inhabilitación. Sea cual fuere la condena final, es la segunda que encaja Bustos, que ya fue hallado culpable de un delito de tráfico de influencias en 2014 por presionar a la alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona) para fichar a una Carmina Llumà, antigua alto cargo del gobierno tripartito de la Generalitat de Cataluña. En aquella ocasión, el TSJC condenó a Manuel Bustos y a Daniel Fernández, ex número dos del PSC, a un año y cuatro meses de cárcel. 

Dos multas en 2012

La de 2014 fue la primera condena por el caso Mercurio, una macrocausa que se ha desgajado en una treintena de piezas separadas, de las cuales una decena ya se habrían archivado. La condena que ha avanzado hoy El Periódico es la segunda en el mismo procedimiento. Se refiere a hechos que ocurrieron en 2012. El 28 de marzo, Montserrat Costa, mujer de Manuel Bustos y la otrora jefa de Presidencia del Ayuntamiento de Sabadell aparcó su automóvil modelo Chrysler Cruiser en una parada de autobús. Un agente de la policía municipal le impuso una multa de 200 euros. A raíz de ello, el primer edil llamó al agente y consiguió anular la sanción. 

La segunda multa que quitó el exalcalde de Sabadell fue una que impuso la policía a sus hijos, que utilizaban el mismo vehículo que su madre. El 22 de junio lo estacionaron en una zona de carga y descarga. El cuerpo municipal de seguridad se llevó el automóvil al depósito y avisaron a su padre. Bustos avisó al mando policial Josep Miquel Duran y a Xavier Izquierdo, coordinador del espacio público, con quien montó un gabinete de crisis para que sus hijos pudieran recuperar el vehículo. Finalmente, Duran utilizó el dinero público del que disponía en su caja fuerte para pagar la sanción (133 euros) y recuperar al automóvil 30 minutos después de la llamada del alcalde

Fiscalía puede pedir su ingreso en prisión

La condena por prevaricación y tráfico de influencias puede no ser firme. El ex primer edil de Sabadell tiene pensado recurrir la sentencia al Tribunal Supremo, según ha podido saber este medio. No obstante, ello no será óbice para que el expolítico se encuentre en una situación delicada. Fuentes cercanas al caso han explicado que la Fiscalía podría pedir su ingreso en prisión, ya que el auto contra Bustos por quitar multas es la segunda condena que encaja el exmunícipe. 

Más complicado si cabe es el escenario judicial del exalcalde si se tiene en cuenta que en septiembre elDiario.es avanzó que sería citado como investigado por presunto amaño del contrato de contratos públicos. El juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad barcelonesa anunció que citaría como imputado a Bustos, a su hermano y a otras 16 personas por beneficiar a Smatsa y a otras empresas a cambio, supuestamente, de dinero y prebendas.