Menú Buscar

El PSC ve "negligencia" de Colau por los manteros del Metro

Los socialistas presentan una queja ante la Síndica de Barcelona por la "pasividad" del gobierno municipal con los 'tapones' en los andenes

Manteros en la parada de plaza de Catalunya del Metro de Barcelona / CG
17.05.2018 11:38 h.
3 min

El PSC ve "negligencia" del gobierno municipal de Ada Colau con los manteros que se esconden en el Metro de Barcelona. Los socialistas han presentado hoy jueves, 17 de mayo, una queja ante la Síndica de Barcelona por la "pasividad" del Ejecutivo local con los tapones de vendedores ambulantes en el suburbano y las líneas de Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC).

"El gobierno de la ciudad se ha negado repetidamente a pedir un informe a Bomberos y Protección Civil. Se lo pedimos en comisión en febrero y se lo volvemos a solicitar ahora", ha recordado el portavoz del PSC en el consistorio, Jaume Collboni. ¿Por qué no solicitaría esta evaluación el gobierno que comanda Colau? "Porque seguramente se llegaría a la conclusión que no se puede tolerar la venta ambulante en espacio cerrados como el Metro", ha agregado el edil.

Queja ante la Síndica

La negativa municipal no ha desanimado al PSC, que hoy ha entrado un escrito ante la Síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, con toda la documentación sobre el fenómeno de la venta ambulante en Barcelona. "Cuando quiere [el gobierno de Colau], desparece el top manta en las estaciones de Metro y FGC. Ocurrió, por ejemplo, durante el Mobile World Congress (MWC). ¿Qué se hizo entonces y no ahora? Yo creo que hay una instrucción clara de la alcaldesa de Barcelona de permitirlo", ha valorado Collboni.

Fuentes de la Sindicatura de Barcelona han indicado a este medio que estudiarán la queja de los socialistas y la trasladarán al gobierno municipal, que, a diferencia de con la oposición, sí está obligado a responder al requerimiento sobre los manteros de la defensora vecinal.

"Seguridad de los pasajeros"

Globalmente, el PSC admite que el problema de la venta ambulante en Barcelona es "mucho más amplio" que la ocupación de andenes. "El fenómeno a nivel de ciudad hay que afrontarlo con más decisión y menos complejos. "Genera explotación laboral de las personas que están en la manta, competencia desleal con los comerciantes, fomenta el tráfico ilegal de productos y da una mala imagen y ocupa el espacio público en la ciudad de Barcelona", ha desgranado Collboni.

No obstante, los socialistas ven al gobierno municipal "desbordado" con este fenómeno y piden que no tenga lugar en las estaciones de transporte. "Supone un riesgo para la seguridad de los pasajeros", han remachado.

¿Quiere hacer un comentario?