Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs (d), conversa con la secretaria general del Parlament, Esther Andreu (i) / EFE

La mano derecha de Borràs habla ahora de errores informáticos en el caso Juvillà

La secretaria general afirma que ni ella ni la presidenta del Parlament decidieron no convocar al diputado al Pleno y que la retirada del escaño se ordenó con efectos retroactivos

3 min

Nuevo episodio en el culebrón sobre el caso Juvillà. La secretaria general del Parlament, Esther Andreu, ha explicado en un comunicado que la instrucción para atender el acuerdo de la Junta Electoral Central (JEC) sobre el escaño de Pau Juvillà se dio el jueves 3 febrero, a las 7 de la tarde, para que se ejecutara el viernes 4. Andreu también precisa que ni ella ni la presidenta Laura Borràs dieron orden para que no se convocara Juvillà al Pleno ya la Junta de Portavoces del pasado jueves. Andreu habla de errores informáticos en la delegación del voto.

El cumplimiento de la resolución de la JEC ha dado lugar a un cruce de acusaciones entre JxCat, ERC y CUP, así como duras críticas de la oposición a Borràs por mentir.

La secretaria general indica que, "por imperativo legal", dio instrucciones, el pasado jueves por la noche -una vez terminada la sesión plenaria- a los servicios de la cámara para que cumplieran los acuerdos de la JEC, con el fin de que la baja del diputado fuera efectiva el viernes 4 de febrero, pero con efectos retroactivos del 28 enero, para preservar a los funcionarios de cualquier tipo de responsabilidad penal, disciplinaria y contable.

Delegaciones de voto

En relación con las delegaciones de voto presentadas para el Pleno del jueves 3 de febrero, la secretaria general explica que la presidencia del Parlament las admitió todas a trámite, incluida la del diputado Juvillà, pero que "ésta no la autorizó por considerar que el diputado podría incurrir en un conflicto de intereses". El hecho de que en el acta de presidencia conste que no se admitiera a trámite se explica "por una disfunción del Sistema de Información de la Actividad Parlamentaria (SIAP) que no permitía la opción de admitir a trámite la delegación de voto y, al mismo tiempo, no autorizarla". Esta incorrección del sistema informático ya se ha solucionado a petición de la secretaria general.

Además, la publicación en la web, el jueves justo antes de las 9 de la noche, de la baja del diputado Juvillà fue motivada por un automatismo de la base de datos del SIAP. Este cambio se introdujo el jueves, pasadas las 7 de la tarde, pero a causa de una actualización acabó publicándose en la web el mismo día y no al día siguiente, como estaba programado.