Éxito de participación en la manifestación del 12 de octubre en Barcelona

Inés Arrimadas se convierte en la principal protagonista y es aclamada por los participantes entre gritos de "presidenta"

12.10.2017 14:42 h.
6 min
Manifestantes en la concentración del 12 de octubre en Barcelona / CG

"Luego diréis que somos cinco o seis". Es uno de los cánticos más socorridos de la mayoría de manifestaciones pero en la de este jueves en Barcelona se ha escuchado por encima de otros gritos de protesta. Lo han vociferado mayores y no tan mayores, familias y niños en un evento convocado por Societat Civil Catalana (SCC) para celebrar el 12 de octubre, Día de la Hispanidad en la capital catalana.

Unas 65.000 personas, según el Ayuntamiento de Barcelona, han participado en el acto de la entidad que pide la unión de España. La cita estaba convocada a las 11 horas en el cruce de la calle Provença con paseo de Gràcia, pero desde las 10 horas ya se agolpaban los participantes en la bulliciosa avenida barcelonesa para gritar frases como "¡Viva España!", "¡Cataluña es España!", "¡Puigdemont, a prisión!" y "¡Viva la Guardia Civil!", entre otros. 

El cartel 'photocall' de la manifestación del 12-O / CG

El cartel 'photocall' de la manifestación del 12-O / CG 

"¡Presidenta!"

Los dirigentes políticos de Ciudadanos y PP formaban parte de la cabecera de la manifestación, que avanzaba tras una pancarta bajo el lema "Cataluña sí, España también". Inés Arrimadas, líder de la formación naranja y presidenta de la oposición en el Parlamento catalán, era la más aclamada. Gritos de "¡Presidenta!" resonaban durante todo el recorrido de la protesta hasta llegar a la plaza Cataluña, donde se ha dado paso a los discursos de varias personalidades.

Inés Arrimadas saluda a sus fans en el día de la Hispanidad / CG

Inés Arrimadas saluda a sus fans en el día de la Hispanidad / CG

Josep Bou, presidente de Empresaris de Catalunya y Manuel Miró, secretario de SCC, han tomado la palabra, entre otros. Alberto Fernández, presidente del grupo popular en el Ayuntamiento de Barcelona, llamaba al "sentido común" del presidente de la Generalitat --y, de paso, a la propia alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau--, en representación de su partido y tras la ausencia de Xavier García Albio, en Madrid durante el día de hoy.

Los asistentes a la convocatoria reivindicaban el clima festivo de la jornada con mensajes a la prensa: "Contadlo bien", decían algunos. "A ver si hoy enseñan todas las imágenes bien", decían otros señalando a los helicópteros. Al saber que eran policiales, espetaban: "¡Pues espero que sea la Guardia Civil o la Policía Nacional!". Las escasas patrullas de los Mossos d'Esquadra que se han cruzado en su camino han sido abucheadas y silbadas por la gran mayoría al grito de "cobardes". Otros aplaudían, les daban la mano y agradecían que "no todos sean iguales".

Manifestantes frente a dos agentes de los Mossos d'Esquadra en la manifestación del 12-O en Barcelona / CG

Manifestantes frente a dos agentes de los Mossos d'Esquadra en la manifestación del 12-O en Barcelona / CG

Un día grande

"No éramos los silenciosos, sino los silenciados. Pero España ha despertado ya", le dice una mujer, ataviada con banderas españolas, a otra. Encontraba como respuesta un "¡Viva España!". Entre los asistentes se debatía la idea de que, tras la multitudinaria maifestación del pasado domingo, quizá no hacía falta volver a repetirla pocos días después. Pero hoy es 12 de octubre, apuntaban otros, "hay que salir a la calle" y demostrar que no son partidarios de la ruptura de Cataluña con el resto de España. 

manifestantes barcelona

Dos manifestantes, una con una bandera de Cataluña y otro con una de España, en la concentración del 12-O en Barcelona / CG

Los organizadores del acto han blindado la cabecera de la manifestación rodeándola con una cuerda y pedían espacio con megáfonos a los observadores que buscaban a Inés Arrimadas para aplaudirle y hacerle fotografías. Llegaban al escenario de la plaza Cataluña mientras sonaba Mediterráneo, del cantautor catalán Joan Manel Serrat, tachado de franquista por los independentistas más radicales tras declarar que el referéndum del 1 de octubre no tenía garantías ni era transparente. Los allí presentes aplaudían y lucían pancartas a favor de la unión de España, de la Unión Europea y contra Puigdemont, Junqueras y los secesionistas. "Hoy es un día grande para nosotros", repetía una mujer. "Hoy tenemos que aprovechar". 

¿Quiere hacer un comentario?