Menú Buscar
Isak Andic, fundador y principal ejecutivo de Mango, junto a su hijo mayor, Jonathan, a quién cedió durante un tiempo el liderazgo de la multinacional / CG

Mango se convierte en nuevo símbolo ‘indepe’ por una información falsa

Las redes sociales alaban a la compañía textil catalana al creer que ha abandonado la Cámara de España, de la que nunca formó parte

20.10.2017 10:08 h.
5 min

El independentismo ha encontrado una nueva empresa emblema. Se trata de Mango, la compañía textil catalana propiedad de Isak Andic. Los internautas partidarios de la secesión se han volcado con la compañía espoleados por una noticia falsa que ha aparecido este viernes.

Se trata de una información publicada este viernes en el diario soberanista Ara. Según el diario, cuyo consejo editorial está presidido por Ferran Rodés –a la vez vicepresidente del gigante de la publicidad Havas Media–, la compañía ha abandonado la Cámara de España para “centrarse en otras cosas”. Mango nunca ha formado parte de la institución nacida en noviembre de 2014 y presidida por José Luis Bonet (Freixenet), según han confirmado a Crónica Global fuentes oficiales de la institución.

En su momento, justo cuando se estaba procediendo a su constitución, fue una de las empresas que figuró como posible socio a propuesta del Gobierno central, junto a otras 27. Sin embargo, jamás se consumó la incorporación. Para que eso hubiera sucedido, una vez aprobado el decreto gubernamental de constitución, Mango debería haber hecho efectivas las cuotas de socio en 2016, lo que nunca sucedió y obligó a la Cámara a sustituirla por otra compañía. Su presidente, sin embargo, sí que acudió a uno de los actos fundacionales y aparece en una foto con el Rey y el resto de empresarios fundadores. Lo sorprendente de la noticia que se ha hecho viral para atacar los intereses de la entidad que preside Bonet es que cita fuentes conocedoras de lo sucedido y documentos internos, que son negados de forma taxativa por la cúpula de la Cámara.

andik camara espana mango

Sesión constitutiva de la Cámara de Comercio de España, en noviembre de 2014. Señalado con una flecha, el propietario de Mango, Isak Andic.

Algo similar sucede con el grupo automovilístico Volkswagen, que según la misma información habría abandonado también la institución comercial y económica española. Se da la circunstancia, sin embargo, de que el ejecutivo que representaba al holding alemán es un alto responsable de la Cámara de España, en concreto de su comisión de formación profesional y empleo. Ramón Paredes no está en nombre de Volkswagen, sino de Seat, filial española de la alemana.

“Mi nueva tienda favorita”

Sin embargo, la tendenciosa noticia del área económica del rotativo independentista ha sido recibida por sus lectores con alegría, al considerar que se trata de un gesto nacido de la situación en Cataluña y que contrasta con la fuga de empresas que se produce desde el 1-O. Los comentarios favorables sobre la firma no han tardado en inundar las redes sociales.

“Mango, mi tienda favorita a partir de ahora”; “Con la pasta de Banco Sabadell compraremos en Mango”; “Gente valiente y con principios, no como otros”; “Ya se han cansado de escuchar tantas tonterías sobre Cataluña”. Éstos son algunos de los mensajes que han aparecido en Tiwtter a raíz de la información sobre la Cámara de España y la falsa salida de Mango de la institución. La firma textil con sede en Palau-solità i Plegamans (Barcelona) ha pasado a ser, por la vía del error, en un icono del nacionalismo catalán más extremista.