Menú Buscar
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en un acto en Caracas.

Maduro moviliza al Ejército con la vista puesta en empresas insurrectas

La medida ordenada por el presidente venezolano responde al estado de excepción decretado el viernes

Redacción
2 min

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, ordenó este sábado, como parte del estado de excepción decretado el viernes, tomar las fábricas que estén paralizadas y poner presos a los empresarios que cesen la producción para "sabotear el país".

"En el marco de ese decreto vigente (...) tomemos todas las acciones para recuperar el aparato productivo que está siendo paralizado por la burguesía (...) y quien se quiera parar para sabotear el país que se vaya, y el que lo haga hay que ponerle los ganchos y mandarlo para la PGV (Penitenciaria General de Venezuela)", dijo Maduro durante una concentración oficialista en el centro de Caracas.

La medida podría implicar la toma de cuatro plantas cerveceras de Empresas Polar --la mayor productora de alimentos y bebidas del país-- que están paralizadas desde el pasado 30 de abril por la falta de acceso a divisas para importar insumos, según la compañía, dentro del severo control de cambios impuesto en 2003 por el entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013).

"¡Planta parada, planta entregada al pueblo! (...) Ustedes me van a ayudar a recuperar todas las plantas paralizadas por la burguesía", dijo Maduro ante miles de seguidores durante un acto para activar el "motor de economía comunal", con el que promete contrarrestar la "guerra económica" que atribuye a la oposición y empresarios de derecha para derrocarlo.