Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en rueda de prensa tras una reunión del Consejo de Ministros / EUROPA PRESS

Luces apagadas y aire acondicionado a 27º: el plan del Gobierno para ahorrar energía

La temperatura en comercios, edificios públicos y estaciones estos recientos no podrá subir de 19 grados en invierno, de acuerdo con el Decreto aprobado por Moncloa

4 min

El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes un Real Decreto Ley que establecerá de forma urgente medidas de ahorro energético entre las que se incluyen la regulación las temperaturas en oficinas y edificios públicos y también restricciones a la hora de emplear la iluminación cuando ésta no sea estrictamente necesaria. 

La normativa, para la que habrá un periodo de adaptación de una semana desde su entrada en vigor, establece que la temperatura en comercios, hoteles, estaciones y terminales aeorportuarias, entre otros locales de ámbito público no deberá bajar en ningún caso los 27 grados en verano, con el fin de evitar un elevado consumo energético por el aire acondicionado.

Sin iluminación

Cuando llegue el tiempo frío, se aplicará también un límite para los sistemas de calefacción, en este caso de 19 grados como temperatura que no se podrá superar.

Además, la iluminación de estos inmuebles deberá apagarse a partir de las 22 horas salvo en los casos en los que su empleo sea estrictamente necesario. 

 

Régimen sancionador

Tras la última reunión del Consejo de Ministros del curso político, la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha explicado que estas medidas estarán en vigor hasta finales del próximo año y ha advertido que el Ejecutivo permanecerá especialmente vigilante a su cumplimiento. 

“Las medidas incluyen en régimen sancionador, que se aplicará en el caso de incumplimiento”, ha asegurado Ribera, aunque no ha especificado la cuantía de las multas a aplicar en cada caso.

Situación "crítica" 

En su exposición, Ribera no ha dudado en calificar la actual situación energética como “crítica”, al advertir que “se puede producir un corte en el suministro de gas por parte de Rusia en cualquier momento”.

Una circunstancia con la que ha justificado la medida que, además, “generará también ahorros económicos para todos porque una leve bajada de los termostatos tiene un notable efecto en la factura”.

Más teletrabajo

Además, las medidas del Gobierno también incluyen una regulación del teletrabajo para el caso de las Administraciones Públicas que contempla que los empleados puedan desarrollar su labor profesional desde su domicilio tres días a la semana. 

Ribera ha destacado que este hecho también contribuye al ahorro energético por cuanto a lo que supone de un menor número de desplazamientos y también de consumo energético en los centros de trabajo. 

De ahí que la vicepresidenta energética haya instado a las empresas privadas a implantar medidas similares. “En este punto, todos podemos contribuir de alguna manera al ahorro, es esencial que no se pierda ni un kilowatio/hora”, ha apuntado de forma explícita.