Menú Buscar
Iceta y Chacón, junto al primer secretario del PSOE, Pedro Sánchez.

Los verdaderos motivos de la nueva 'espantá' de Chacón

Las encuestas sobre el 26J apuntan a un nuevo batacazo socialista en Cataluña, mientras que el PSOE asume que no podrá repetir el intento de desbancar al PP si éste suma con Ciudadanos

María Jesús Cañizares
4 min

“Motivos políticos, no relevantes”, afirma Carme Chacón. Más bien inconfesables, afirman fuentes del partido, donde están acostumbrados a los portazos de la exministra. Las malas perspectivas electorales, que apuntan a un nuevo batacazo socialista en Cataluña, es uno de los motivos, por no decir el más relevante, por los que Chacón ha preferido pasar a un segundo plano y no encabezar la lista del PSC en las elecciones del 26 de junio.

Tampoco repetirá Maurici Lucena, que vuelve al sector privado. La marcha de ambos dirigentes, unida a la irrupción de Carles Martí como candidato alternativo a las generales, complica los planes del primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

Porque, si traumática fue la formación de la lista catalana para los comicios del 20 de diciembre --Chacón vetó a Pere Navarro, lo que forzó la entrada de Lucena en sexto lugar, por detrás de candidatos desconocidos--, ahora pintan bastos para Iceta, quien mañana propondrá a la ejecutiva del partido la celebración de primarias abiertas solo para la militancia, dado que no hay tiempo material para que hacerlas extensivas a la ciudadanía.

800 avales

La decisión de Carles Martí de presentarse como candidato a las generales no ha sorprendido a Iceta, aseguran fuentes de su entorno. Muchísimo más inesperada ha sido la renuncia de Chacón. “Hay personas que no se sienten cómodas llevando una vida parlamentaria en la oposición”, comenta un miembro de la ejecutiva del PSC.

Chacón ya dio la espantada en 2011, cuando se echó atrás en su intento de presentarse a las primarias para ser candidata a la presidencia del Gobierno español. Identificada con el sector zapaterista –el expresidente socialista fue el primero en saber que Chacón no encabezaría la lista catalana el 26J-- y mal avenida con la andaluza Susana Díaz, en el PSC no se descarta que la exministra de Defensa pase a la reserva temporalmente, a la espera de una nueva catarsis en el PSOE.

Chacón se resistó en 2011

En las anteriores elecciones del 20D, Carme Chacón ya se resistió a ser cabeza de lista, a pesar que venía avalada por los mejores resultados obtenidos por los socialistas catalanes en unas generales. Pero el empuje de En Comú Podem, la marca de Podemos en Cataluña, que previsiblemente volverá a arrasar en esta comunidad el 26J, ha disuadido a Chacón de seguir en la oposición.

Máxime cuando el PSOE asume que no podrá repetir el intento de desbancar al PP si esta formación suma con Ciudadanos --tal como prevén algunos sondeos--. Por responsabilidad, se comenta en el partido socialista, no es posible bloquear de nuevo la formación de Gobierno para intentar una alternativa de izquierdas.

La salida más óptima para el PSC sería la de la candidatura de consenso, con Martí como integrante de una lista encabezada por Meritxell Batet, que en los anteriores comicios se presentó como tándem de Pedro Sánchez. Ésta es la apuesta de Iceta, pero Batet está instalada en Madrid --está casada con el popular José Maria Lassalle, secretario de Estado de Cultura--, por lo que esta solución de urgencia le puede provocar desajustes personales.