Menú Buscar
Aviones F-18 del Ejército del Aire español.

Los partidos pasan de puntillas por el gasto militar

PP, PSOE, C's y Podemos evitan en sus programas precisar qué harán con la partida de Defensa

Carles Bellsolà
5 min

Hay partidas presupuestarias, como las de educación, sanidad o investigación, que a ningún partido se le ocurriría prometer otra cosa que no fuera incrementarlas, o cuanto menos, mantenerlas. Hay otras que es habitual que se prometa recortar, especialmente en época de crisis, como sueldos y dietas de representantes públicos. Y luego está el presupuesto de Defensa, sobre el cual los cuatro partidos a priori con posibilidades de llegar a la Moncloa –solos o acompañados– pasan sonoramente de puntillas en sus programas.

Podría pensarse que el PP es el partido más proclive a aumentar el gasto en seguridad y defensa. Y así lo dejó claro esta semana el ministro del Interior y candidato popular por Barcelona, Jorge Fernández Díaz, que se mostró a favor de aumentar el presupuesto de Defensa "cuando sea posible". Pero su programa no lo afirma con esta claridad.

El PP casi no habla de defensa en su programa

El programa del PP apenas dedica tres de sus 223 páginas a defensa y seguridad. Y en ellas, sólo un propósito general y dos promesas concretas hacen referencia –muy ambiguamente– a un posible incremento del gasto.

"Reforzaremos el proceso de modernización de nuestras Fuerzas Armadas para que puedan desempeñar de un modo eficaz las tareas encomendadas tanto en España como en el exterior". Señala el partido como declaración de intenciones. Como medidas concretas, propone una "ley de estabilidad financiera" en Defensa, para proporcionar un "sistema de financiación y de gasto de defensa estable y permanente a largo plazo", y promete también dotar a las fuerzas armadas de "los sistemas necesarios para mejorar su operatividad".

C's propone "avanzar"

Algo más claro es C's, que parece abrir la puerta a un incremento del presupuesto de Defensa. Pero también con ambigüedad. Así, el programa del partido naranja habla de "garantizar la plena capacidad operativa" de las Fuerzas Armadas mediante la "consecución de un horizonte de estabilidad en la asignación presupuestaria". Y promete "alcanzar los objetivos presupuestarios a los que España se ha comprometido con sus socios y aliados", así como "avanzar" hasta dedicar a Defensa el porcentaje del PIB de "los países de nuestro entorno". Pero "siempre que el contexto económico lo permita".

El programa de C's también propone "suprimir el mecanismo opaco" de financiación de los programas de compra de armamento, en forma de "créditos extraordinarios" del Ministerio de Industria. Por contra, promete "incorporar las partidas necesarias" para estas compras en los presupuestos de Defensa.

El PSOE quiere "recursos proporcionados"

Si PP y C's parecen abiertos a mantener o incrementar la inversión en Defensa, pero procuran ser ambiguos al respecto, la misma indefinición presentan PSOE y Podemos. Pero con cierto subtexto, en su caso, a favor de revisar el gasto.

Por parte socialista, se proclama la intención de dotar al ejército de "los recursos humanos y materiales suficientes para desarrollar sus operaciones y cooperar con nuestros socios". Matizando a continuación que estos recursos "serán proporcionados a las necesidades operativas y a las posibilidades económicas de nuestro país".

A la vez, los socialistas prometen "apoyo" al sector de la industria "aeroespacial, naval y de defensa", que consideran "relevante" y de "interés estratégico". Pero también sin mojarse en cuanto al presupuesto.

Podemos pide un ejército "más acorde" con las necesidades

Pese a tener como gran fichaje a un ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, poco se extiende Podemos sobre el particular. Y dentro de ese poco, lo hace sobre todo para referirse a las condiciones de trabajo de los militares.

Apenas dos breves párrafos hablan de dinero. En uno, el partido de Pablo Iglesias pide "auditar, revisar y negociar" las compras de armamento. En otro, se habla de "estudiar un diseño de las Fuerzas Armadas más acorde a las necesidades de España", con un más que puede admitir cualquier interpretación.