Menú Buscar
Carles Puigdemont se dirige a la presidenta del Parlament.

Los partidos catalanes minimizan la decisión del Rey de no recibir a Forcadell

PSC, PP y Ciudadanos recuerdan que la normativa no exige un encuentro personal: Andalucía es el precedente

María Jesús Cañizares
2 min

Los partidos políticos catalanes consultados por Crónica Global han restado importancia a la renuncia del rey Felipe a mantener un encuentro con la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, para ser informado en persona de la investidura del independentista Carles Puigdemont como nuevo presidente de Cataluña. Consideran que la normativa no obliga al monarca a recibir personalmente a la representante de la Cámara autonómica.

La portavoz del PSC, Esther Niubó, considera que la norma que regula la comunicación de la investidura del nuevo presidente autonómico “no especifica que se tenga que hacer en persona”. Recuerda que, con ocasión del nombramiento de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, tampoco hubo encuentro entre el Rey y Juan Pablo Duran Sánchez, presidente del Parlamento andaluz. “A algunos les interesa dar importancia a este asunto”, comenta Niubó.

Fuentes de Ciudadanos coinciden con el PSC en que “el Rey tiene la potestad de recibir la noticia de la investidura del nuevo presidente de la Generalitat por escrito, así lo hizo la última vez con la anterior presidenta”.

Convalecencia

Se refieren al año 2012, cuando el entonces Rey Juan Carlos I estaba convaleciente y no pudo recibir a Núria de Gispert para que ésta le notificara la investidura de Artur Mas.

El domingo, el Parlamento catalán pidió audiencia al Rey para informarle del nombramiento de Puigdemont. Pero Zarzuela respondió que se notificara por escrito, en cumplimiento de los que dice la Constitución y el Estatuto. Desde 1980, esa comunicación se había hecho en persona.

Fuentes del PP catalán también han minimizado lo ocurrido. "Zarzuela ha hecho lo que tenía que hacer. Pero es un contrasentido que quienes quieren romper con España pretendan reunirse con el Rey", han comentado.

El diputado de la CUP, Bernat Salellas, asegura que “no concibe que el hermano de la imputada” --en alusión a la infanta Cristina, juzgada por el caso Nóos-- reciba a la representante de un “Parlamento soberano”.