Menú Buscar
Los 13 ministros y ministras del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy han jurado o prometido su cargo este viernes ante el Rey y los máximos representantes de los tres poderes del Estado

Los ministros del nuevo Gobierno de Rajoy toman posesión de su cargo

La mayoría de los miembros del Ejecutivo ha optado por la fórmula de la jura en lugar de la promesa, con la única excepción de Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal

2 min

Los 13 ministros y ministras del nuevo Gobierno de Mariano Rajoy han jurado o prometido su cargo este viernes ante el Rey y los máximos representantes de los tres poderes del Estado. Tan solo Soraya Saenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal optaron por la fórmula de la promesa, mientras que el resto juró su cargo. 

El primero en jurar el cargo ha sido el ministro de Justicia, Rafael Catalá, que repite en el puesto y que en estas ceremonias ejerce como notario mayor del Reino.

Uno a uno, los 13 ministros se han acercado a una mesa colocada para la ocasión en el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela sobre la que reposaban un crucifijo, un ejemplar de la Constitución y una Biblia abierta por el Libro de los Números. 

Nutrida presencia

Aunque Felipe VI da libertad para retirar los símbolos religiosos en estos actos, hasta la fecha nadie lo ha pedido y la ceremonia de jura o promesa de los miembros del Gobierno se sigue haciendo como en tiempos de Juan Carlos I. 

Además del Rey, en el acto han estado presentes el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los presidentes del Congreso, Ana Pastor; Senado, Pío García-Escudero; Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, y del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos. 

Lealtad al Rey

La mayoría de los miembros del Gobierno ha optado por la fórmula de la jura en lugar de la promesa, con la única excepción de Sáenz de Santamaría y María Dolores de Cospedal, nombrada ministra de Defensa. 

Todos ellos se han comprometido a ejercer el cargo con lealtad al Rey y a la Constitución y a mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros.

Después de jurar sus cargos, han saludado uno a uno al Rey, que les ha felicitado y después todos los presentes han formado un corrillo donde han conversado ya sin presencia de la prensa.