Menú Buscar
Una televisión retransmite el discurso del presidente electo de Estados Unidos Donald Trump en la Bolsa de Fráncfort / EFE

Los mercados europeos aguantan mejor de lo que cabía temer

Los analistas no descartan que el triunfo de Trump provoque un efecto dominó en las próximas citas electorales de la Unión Europea

3 min

Los mercados europeos caen desde que saltó la noticia de que Donald Trump será el próximo presidente de Estados Unidos. Pero no estamos ante el desplome augurado a la luz de las primeros resultados a favor del candidato republicano. El Ibex se mantiene alrededor del -2,5% y las demás bolsas europeas mantienen la calma aún más.

Las cifras son mejores cuanto más al norte: Francia oscila alrededor del -1,45%, Alemania alrededor del -1,25%. Reino Unido, por su parte, apenas se inmuta y mantiene a raya el nerviosismo con un estoico -0,5%.

Cadena de fallos en las previsiones

Fallaron las proyecciones de los resultados de las elecciones americanas. En mitad del shock, se lanzaron nuevas previsiones: caerán las bolsas de valores. En Asia, en el único huso horario donde las bolsas estaban abiertas, el desplome anticipaba lo que sucedería en Europa tan pronto como saliera el sol. La bolsa de Japón cerró al -5,36%.

Pero también esas proyecciones fallaron. Los mercados están en números rojos pero no cruzan la frontera del -3%. Lejos de los agoreros que anoche pronosticaban caídas de dos cifras, que podían superar las de la negra jornada del Brexit, cuando Reino Unido votó en referéndum su salida de la Unión Europea.

El yen y el oro, valor refugio

El que no pudo amortiguar el golpe fue el mercado de divisas. En activo 24 horas, se resentía en directo. En un primer momento, el dólar cayó en torno a un 2,5%, un descenso más contenido de lo previsto aunque dentro de las previsiones que se manejaban. Mientras, el Yen japonés y el oro se apreciaban un 3,5% y un 4,5% mostrando su papel como activos refugio. 

Efecto dominó

La victoria de un populista como Donald Trump puede provocar un efecto dominó en Europa, que vivirá citas electorales en varios países durante los próximos meses. Alemania, Francia, Austria o Italia, entre otros, celebrarán durante el próximo año elecciones o referéndum en los que podrían ganar fuerza los candidatos con discurso rupturistas con el status quo o críticos con la Unión Europea.

Los resultados en Estados Unidos podrían debilitar la zona euro. En los próximos meses, son muchos los países europeos que celebrarán elecciones generales en las que los partidos discordantes con el orden político internacional ya venían cogiendo fuerza y ahora, tras la victoria de Trump en Estados Unidos, pueden verse impulsados. Las políticas propuestas por estas fuerzas, en general, siguen la línea del Brexit, poniendo en duda el papel de la Unión Europea, y pueden debilitar la moneda única”, comenta Ignacio Lizarraga, Head of Sales de Monex Europe.