Los 'indignados' tomarán Sol en el quinto aniversario del 15M

Algunos de los actos programados se adelantarán para hacerlos coincidir con el Global Debout de París, el equivalente francés

6 min
Una imagen del 15M de 2011 en la Puerta del Sol de Madrid.
04.05.2016 20:30 h.
Un lustro ha pasado ya desde que la Puerta del Sol de Madrid se llenara de gente procedente de muy diversos entornos que reclamaban a los políticos ser escuchados durante el momento más álgido de la crisis económica que ha golpeado España en los últimos años.

Este colectivo creció y se le conoció como el movimiento de los indignados y, ahora, sus integrantes se han organizado para celebrar un acto multitudinario que pretende volver a llenar la plaza y conmemorar el quinto aniversario de “lucha, acción directa y solidaridad” que fue lo que, a su modo de ver, significó el 15M.

"Han sido cinco años en los que hemos creado redes de apoyo mutuo, socializado conocimientos, desarrollado un pensamiento crítico colectivo y construido alternativas. Otro mundo es posible", señalan sus impulsores.

El colectivo Madrid15M, organizado en asambleas vecinales, es quien está llevando a cabo los preparativos. La celebración contará con actos de diversa índole: desde una gran manifestación el 15 de mayo entre Cibeles y Sol, a actividades repartidas durante todo el mes para concienciar sobre las “alternativas políticas” que echaron a andar con el movimiento.

Se solidarizan con el 15M francés

Una de las propuestas del colectivo es avanzar al 7 y 8 de mayo alguno de los actos para coincidir con el encuentro internacional que se celebra en París, llamado Global Debout, que pretende ser una suerte de 15M global en el que se han sumado, por el momento, 15 ciudades españolas, entre ellas Madrid y Barcelona.

En la misma línea, el sábado 14 a partir del mediodía proponen colocar una exposición en Sol titulada Archivo 15M con fotos, carteles y pancartas, así como dar inicio a talleres y charlas de la plataforma No somos Delito y sobre renta básica.

El día 15 se celebrará una asamblea temática sobre la reforma de la iniciativa legislativa popular (ILP) "como herramienta para que la ciudadanía tenga poder de decisión sin intermediarios". Finalmente, habrá también títeres y la Marea Blanca finalizará su manifestación en Sol para que coincida con una asamblea central. 

Hubo dos 15M

La herencia del 15M es conocida por todos. Una de las más evidentes, la crisis abierta en el bipartidismo con la llegada de un nuevo actor en el tablero político y catalizador del desencanto: Podemos.

La perspectiva de cinco años sirve para ver los cambios originados desde el nacimiento del movimiento. En un primer momento, muchos analistas subestimaron el impacto de estas movilizaciones ya que, en las primeras elecciones generales celebradas tras el 15M --las del 20 de noviembre de 2011--, el Partido Popular logró una mayoría absoluta y desbancó al ejecutivo socialista de José Luís Rodríguez Zapatero. Todo indicaba que la mayoría de la población quería cambio, pero hacia una dirección opuesta a las tesis de los indignados.

Entonces aún era pronto para la articulación del movimiento en un partido político, pero las alternativas fueron madurando con el tiempo, con dos logros muy evidentes. Por una parte, la renovación de la dirección de IU con la elección del joven Alberto Garzón, procedente del PCE; y, por otra, la cristalización del nuevo partido, Podemos, que inició su andadura con los cinco eurodiputados de las elecciones al Parlamento Europeo de 2014 y que el 20D se convirtió en la tercera fuerza en el Congreso de los Diputados.

Más allá de su institucionalización

El colectivo de los indignados sigue siendo un movimiento mucho más complejo y transversal y, explican fuentes internas, que “son independientes de cualquier organización política”. Esta tesis es también defendida por el sociólogo y experto en comunicación Moisés Alonso Baratas, autor del libro Elaboración de materiales de marketing y comunicación y que en declaraciones a este medio, sostiene que "el 15M es una convergencia de movimientos muy distintos, de los que en sociología se llaman multitudes inteligentes".

Estas multitudes, prosigue Alonso, están formadas "por un espectro de la sociedad con cultura, educación superior, un vasto conocimiento de las nuevas tecnologías y una profunda involucración con lo político y no tanto con lo partidista".

En este sentido, Podemos emergió como formación política, pero "dejó de ser 15M con su institucionalización, aunque siempre busque vincularse a él", concluye.

El ayuntamiento no participará

Pese a que el de Madrid es uno de los consistorios en el que gobiernan las llamadas fuerzas del cambio, el equipo municipal ha dejado claro que “no participará institucionalmente en los actos que organice el15M”. Por su parte, Ahora Madrid y Podemos todavía no han decidido si estarán presentes o no en el evento. El año pasado, en el contexto de campaña electoral de las elecciones municipales y autonómicas, no participaron en los actos.

Precisamente, la placa conmemorativa que el Ejecutivo liderado por Manuela Carmena encargó para colocar en la Puerta del Sol como homenaje al 15 de Mayo no llegará a tiempo para los actos. Según han indicado fuentes municipales, están a la espera del permiso de Patrimonio, pero "intentarán hasta el último momento colocarla el día 15".

Comentar
Antoni Ferret 08/05/2016 - 00:10h
Va ser una gran realitat política. Amb la perspectiva dels 5 anys tenim, entre altres coses: 1) La continuació en les assemblees de barri, cosa que no ha donat massa de si. 2) La deserció de la joventut respecte del moviment. 3) L'impuls d'alguns moviments nous, com, sobretot, la PAH. 4) La politització a través, sobretot, de Podemos. // Aquests dos punts finals són, sens dubte, els més importants
¿Quiere hacer un comentario?