Menú Buscar
Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat, en su primera sesión de control parlamentaria.

Los independentistas mantienen su desafío porque no auguran cambios con Sánchez

Puigdemont afirma que “España no sabe ni formar Gobierno”, mientras que ERC habla de “vodevil” electoral

María Jesús Cañizares
2 min

Los independentistas catalanes mantienen su desafío porque, según afirman, un futuro Gobierno del socialista Pedro Sánchez no implicaría cambios respecto al PP. La decisión del líder del PSOE de no reunirse con ERC y Democràcia i Llibertat es prueba de ello, según los secesionistas.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha sometido hoy a su primera sesión de control en el pleno del Parlamento catalán, donde Inés Arrimadas (Ciudadanos) se ha estrenado como jefa de la oposición. La diputada le ha preguntado si está dispuesto a negociar con el Gobierno español una nueva financiación para Cataluña, tras hacerle notar que algo que está cambiando en el panorama político español.

Pero el dirigente independentista ha dicho que la reclamación de esa nueva financiación autonómica “no está en nuestro programa” porque su apuesta por la desconexión “va en serio”. Asimismo, ha bromeado respecto a esos cambios en la política nacional. “Dice usted que España está cambiando, pero España no sabe ni cómo formar Gobierno. Podría tomar nota de cómo hemos hecho las cosas en Cataluña". 

Derecho a decidir

Por su parte, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, cree que Pedro Sánchez, al igual que el PP, nunca reconocerá el derecho a decidir de los catalanes, por lo que el proceso de independencia depende exclusivamente de lo que se haga en Cataluña.

"De hecho, tendría que volver a nacer y, aun así, tampoco lo reconocería", ha lamentado Tardà en declaraciones en los pasillos del Congreso. "Todo depende de lo que hagamos en Cataluña, tenemos un mandato y en eso estamos", ha dicho el diputado catalán, quien ha calificado de "vodevil" y un "sainete" lo que ocurre en la política española. Considera "infantiles" las declaraciones de Sánchez sobre que no pactará con los independentistas.