Menú Buscar
Terrenos donde se elevará el CRT, el nuevo nombre de BCN World / CG

Los hoteleros exigen a Mas que no "juegue" con los empleos de BCN World

Empresarios de Tarragona creen que "sería un disparate echar al traste un proyecto serio"

I.J./Redacción
2 min

Indignación entre los hoteleros de Salou (Tarragona) por la propuesta de Junts pel Sí (JxS), coalición que lidera Artur Mas, de congelar el proyecto de casinos, alojamiento y ocio BCN World para que la CUP apoye su investidura. El presidente de la Asociación Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, Eduard Farriol, ha señalado a Crónica Global que "no se puede jugar con inversiones de tanta envergadura y con la creación de puestos de trabajo".

El hotelero, que representa a los asociados más cercanos a los terrenos cercanos al futuro resort, cree que "si BCN World es un proyecto serio, es un disparate echarlo al traste. Ahora bien, si se trataba de una cortina de humo, el final es el esperado. Las empresas no están para juegos como éste".

Alcaldes en pie de guerra

La muestra de preocupación llega después de que los alcaldes de municipios cercanos al proyecto también cargaran contra la propuesta de JxS de congelar el plan urbanístico de BCN World. El miércoles, el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), anunció que los primeros ediles de la zona bregarán para ver nacer el espacio.

"Me dispongo a combatirlo con el resto de alcaldes del territorio porque sigo creyendo en este proyecto. Es evidente que debe ir complementado con otros muchos proyectos, pero es clave para el futuro y el turismo de esta ciudad, este territorio y de Catalunya", ha subrayado.

El alcalde de Salou, Pere Granados (CiU), ha mostrado su "preocupación" por la previsión de detener y repensar el Plan Director Urbanístico (PDU). "Se actuará en consecuencia en la defensa del proyecto de BCN World por todos los medios posibles"", ha anunciado el electo.

Silencio de los inversores

Por su parte, los inversores interesados en construir casinos en el complejo guardan silencio. El grupo hongkonés Melco, el 'holding' Hard Rock y el operador de casinos Grupo Peralada, que optan a licencias para gestionar salas de juego, han declinado comentar la propuesta de preacuerdo.

La última empresa, vinculada a la familia catalana Suqué, ha indicado que son "espectadores" hasta que la Generalitat dé luz verde al PDU que desbloquearía el complejo.