Menú Buscar
Ada Colau y Jaume Collboni, en la presentación de su pacto de gobierno municipal.

Los empresarios aplauden el pacto entre Collboni y Colau

Patronales y lobbies consideran positivo que el PSC asuma el área económica, pero temen que la CUP haga ingobernable el consistorio

María Jesús Cañizares
4 min

Los empresarios valoran positivamente que el PSC gobierne la ciudad de Barcelona junto a Ada Colau y, sobre todo, que asuma el área económica de un ayuntamiento tan importante como el barcelonés. Sin embargo, temen que la CUP persista en su actitud de bloqueo.

Patronales y lobbies consultados por Crónica Global coinciden en que la entrada de los socialistas en el equipo de gobierno de Colau puede dar “estabilidad” a la gestión municipal y abre la puerta a una interlocución que hasta ahora no tenían debido a la actitud obstruccionista que atribuyen a Colau, que ha demostrado cero interés en establecer complicidades con los empresarios, la presión antisistema de la CUP y el azote secesionista de ERC.

Sin diálogo

Para algunas grandes empresas catalanas con intereses en el municipio y el área metropolitana la situación actual resulta incómoda, no tanto por el color político del equipo de gobierno del consistorio o por sus proyectos, sino porque ha desaparecido la interlocución. Es más, en algunos casos solo existe entre los asesores jurídicos respectivos.

No obstante, ninguna de las fuentes consultadas lanza las campanas al vuelo, pues a pesar de este pacto entre el socialista Jaume Collboni y Ada Colau, el gobierno municipal no tendrá mayoría absoluta para impulsar proyectos, dado que necesita los votos de ERC y la abstención de los cupaires.

"Muleta de Colau"

Fuentes de Foment del Treball recuerdan que, desde esta patronal siempre se ha defendido el diálogo y la necesidad de “gobiernos estables”, y entienden que la entrada del PSC en el ejecutivo barcelonés va en esa dirección.

“Políticamente, es difícil entender cómo un partido hegemónico como el PSC quiere ser muleta de Colau. Pero desde el punto de vista de gestión, supone un refuerzo positivo y puede aportar una mayor racionalidad al gobierno municipal”, explica a este diario un miembro de la directiva de Foment.

Recuerda, en este sentido, la larga trayectoria del PSC al frente del Ayuntamiento de Barcelona, más de dos décadas, y confía en que los socialistas sepan frenar “situaciones extremas”.

"Momento importante"

Por parte de la Cambra de Comerç de Barcelona, su presidente también valora la “estabilidad” que los socialistas dirijan una macroconsejería de nueva creación denominada Empresa, Cultura e Innovación, lo que les permitirá tomar las riendas de Fira Barcelona, la Fundación del Mobile World Capital o el Consorcio de la Zona Franca o competencias en materia de turismo.

Miquel Valls, el presidente de la entidad, entiende que la entrada del PSC en el equipo de gobierno de Colau se produce en un momento “de gran importancia”, dado que la alcaldesa no ha demostrado hasta ahora un proyecto claro sobre crecimiento económico.

Para el lobby empresarial Empresaris de Catalunya, que el Ayuntamiento de Barcelona tenga un gobierno estable es positivo. “Creemos que asumiendo el PSC la cartera de empresa, hay ciertas políticas que pueden modificarse en positivo, en concreto las que tienen que ver con las restricciones a la libertad económica en el ámbito turístico”.

Asimismo, también se muestran satisfechos ante el hecho de que ni ERC ni CUP accedan al gobierno municipal. “Esperamos que sirva para que Colau se aleje de posiciones separatistas”, afirman.