Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del plenario municipal de abril del Ayuntamiento de Barcelona / CG

Los comunes vuelven a perder apoyo en la rescisión del contrato de Glòries

El pleno municipal aprueba las mociones de ERC, PP, C's y el grupo Demòcrata que rechazan paralizar las obras

3 min

El freno a las obras de Glòries mediante la rescisión del contrato con la UTE constructora que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Barcelona ha vuelto a recibir el rechazo de todos los grupos de la oposición, excepto de la CUP y el regidor no adscrito, Gerard Ardanuy, que se ha abstenido.

ERC, PP, Ciudadanos y el grupo Demòcrata han presentado una moción contra la propuesta del Gobierno de Ada Colau para que se paralice la resolución del contrato hasta consensuar con los partidos y con el vecindario una solución definitiva con la que evitar las obras de construcción del túnel de la plaza. Una votación que, pese a ser en un pleno, no es vinculante, como tampoco lo fue en la comisión extraordinaria celebrada el pasado lunes 24 de abril. Por ese motivo, el Ayuntamiento de Barcelona puede desoír a la oposición, como hizo en la comisión.

“Orgullosos del proyecto”

Joaquim Forn, del grupo Demòcrata, ha expresado el orgullo de su partido por haber impulsado el proyecto. “La constructora ahora se encuentra con que no puede cumplir el contrato que firmó”, ha dicho.

Para Alfred Bosch, de ERC, la rescisión del contrato es un símbolo de que acaban pagando siempre justos por pecadores y ha alertado sobre el peligro de proponer Barcelona como sede de la Agencia Europea del Medicamento ante el panorama actual. “Son ustedes una fábrica de crear problemas”.

Dilema

El presidente del Partido Popular, Alberto Fernández, ha lamentado que el Gobierno municipal haya puesto a los partidos de la oposición en el dilema de tener que pronunciarse contra la UTE constructora o a favor de unos proyectos modificados.

Carina Mejías, de Ciudadanos, por su parte, ha criticado que se intente paralizar una obra ya en marcha para “saltarse un acuerdo por los aires y poner en marcha su propio proyecto”.

Tensión con Trias

El exalcalde de Barcelona, Xavier Trias, ha irrumpido en el debate después de que la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz, arremetiera contra él: “¿No se le cae la cara de vergüenza? Están haciendo todo lo posible para no acabar su larga carrera política”.

Trias ha criticado la actitud de la concejal, ha exigido que le pidiera perdón y ha afirmado que “ha nacido una nueva casta que, una vez gana, en lugar de buscar un diálogo intentan destruir al adversario con mentiras”. El exalcalde ha asegurado que el Gobierno de los comunes hacen una política “que me da asco. Si un día dejo el ayuntamiento será por esta manera de hacer política”.

Destacadas en Política